PUBLICIDAD

El exceso de colesterol ‘bueno’ aumenta el riesgo de infarto y muerte

Siempre se ha pensado que cuanto más colesterol HDL se tenga, mejor, pero un nuevo estudio ha demostrado que las altas concentraciones de colesterol ‘bueno’ aumentan el riesgo de ataque al corazón y de muerte.
Escrito por: Natalia Castejón

31/08/2018

Hombre sufriendo un infarto

Photo by Pexels on Pixabay

Los elevados niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL) –conocido como colesterol ‘bueno’– podrían no resultar tan saludables como se creía y recomendaba hasta ahora, ya que los resultados de un nuevo estudio presentado en el congreso anual de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), que se ha celebrado en Múnich (Alemania), indican que tener muy alto el colesterol HDL puede ser dañino, y podría aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, e incluso de morir.

Los autores de la investigación, procedentes de la Universidad de Emory (EE.UU.), han contado con la participación de 5.965 personas de una media de 63 años de edad, los cuales en su mayoría padecían enfermedades cardiovasculares. En función de sus niveles de HDL fueron separados en cinco grupos diferentes: menos de 30 mg/dl, 31-40 mg/dl, 41-50 mg/dl, 51-60 mg/dl y superior a 60 mg/dl.

Tener niveles de colesterol HDL por encima de 60 mg/dl puede aumentar hasta un 50% el riesgo de sufrir un infarto de miocardio

Los niveles de colesterol HDL entre 41-60 mg/dl son los más seguros

Durante los cuatro años que duró el seguimiento, el 13% de los participantes (769 personas) sufrieron un infarto o murieron como consecuencia de problemas cardiovasculares. Una vez que los autores analizaron por completo los datos, observaron que los que tenían niveles por debajo de 41 mg/dl de colesterol HDL y los que lo tenían por encima de 60 mg/dl, tenían más riesgo de ataque al corazón y muerte; de hecho, las probabilidades de que este último grupo experimentara estos efectos negativos aumentaban hasta en un 50%.

Las personas con un nivel intermedio, es decir, de 41-60 mg/dl de colesterol HDL, fueron las que menos riesgo cardiovascular presentaron, incluso después de realizar los ajustes relacionados con factores como el consumo de alcohol y tabaco, así como la raza, el sexo, la cantidad de lipoproteínas LDL, o la diabetes.

El colesterol HDL es considerado como ‘bueno’ porque ayuda en el transporte hasta el hígado del colesterol presente en la sangre, para poder así eliminarlo mejor y proteger al individuo frente a enfermedades como la aterosclerosis –que se caracteriza por la acumulación de depósitos de grasa en las paredes arteriales. Sin embargo, una de las posibles explicaciones que da el Dr. Allard-Ratick y el resto de investigadores sobre sus hallazgos, es que los niveles muy altos de este tipo de lipoproteínas promuevan las enfermedades cardiovasculares, en vez de prevenirlas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD