PUBLICIDAD

CPAP, útil en la disfunción eréctil de pacientes con apnea del sueño

El tratamiento con presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) ha logrado mejorar la satisfacción sexual de pacientes con apnea del sueño, donde uno de cada dos afectados presenta disfunción eréctil.
Escrito por: Natalia Castejón

31/08/2018

Hombre con apnea de sueño

Photo by Olichel on Pixabay

El 51% de los pacientes con síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) –una enfermedad que provoca el colapso de las vías aéreas mientras se duerme– también presenta disfunción eréctil, según los datos de un estudio realizado por el Grupo de Investigación Traslacional en Medicina Respiratoria (TRRM) del Instituto de Recerca Biomédica de Lleida (IRBLleida), junto con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES).

Los resultados obtenidos han sido publicados en la revista PLoS One tras analizar a 150 pacientes con apnea del sueño de moderada a severa, y edades comprendidas entre los 18 y los 70 años, entre 2013 y 2016. Los autores observaron que uno de cada dos participantes tenía disfunción eréctil, un problema sexual que se estima que afecta al 20% de los varones de entre 30 y 70 años, pero cuya prevalencia es mucho mayor entre los pacientes con SAOS, lo que afianza la relación entre ambos problemas de salud, ha explicado Mercé Pascual, autora principal del estudio.

Se estima que el 20% de los hombres entre 30 y 70 años padece disfunción eréctil, una prevalencia que aumenta entre los pacientes con apnea del sueño

El tratamiento con CPAP mejora la satisfacción sexual

En una segunda fase de la investigación se seleccionó a 75 pacientes que padecían apnea del sueño y disfunción eréctil, y a la mitad de ellos se les aplicó el tratamiento durante tres meses con presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), mientras que el resto constituyó el grupo control, con el objetivo de comprobar los efectos de esta terapia sobre la disfunción eréctil.

Los pacientes tratados declararon que habían experimentado mejoras significativas en su satisfacción sexual, mientras que el resto continuó teniendo problemas para mantener relaciones sexuales. Sin embargo, Manuel Sánchez, uno de los autores del estudio, ha explicado que este tipo de tratamiento no causó ningún efecto en los perfiles psicológicos, bioquímicos u hormonales de los pacientes, por lo que no se puede concluir que la CPAP sea eficaz como tratamiento exclusivo frente a la disfunción eréctil en pacientes con apnea.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD