PUBLICIDAD

Un fármaco anticolesterol reduce el riesgo cardíaco tras un infarto

Alirocumab, un medicamento para tratar el exceso de colesterol, disminuye significativamente el riesgo de que los pacientes con síndrome coronario agudo sufran eventos cardiovasculares adversos mayores.
Escrito por: Eva Salabert

12/11/2018

Concepto de hipercolesterolemia y tratamiento

Los pacientes que han experimentado recientemente un síndrome coronario agudo (SCA), como una angina inestable o un infarto de miocardio, tienen menos riesgo de sufrir eventos cardiovasculares adversos mayores (MACE) si se les administra alirocumab (Praulent), un medicamento que se emplea habitualmente en el tratamiento de la hipercolesterolemia.

Así lo ha revelado una nueva investigación denominada 'Odyssey Outcomes', en la que, tras analizar los datos de 18.924 pacientes procedentes de 57 países, se comprobó que el tratamiento con alirocumab se asociaba a una reducción del 15% del riesgo de mortalidad. En el grupo que recibió el fármaco fallecieron 334 pacientes (el 3,5%), en comparación con los 392 (4,1%) que fallecieron en el grupo placebo.

En los pacientes con c-LDL elevado tratados con alirocumab los MACE disminuyeron un 24%, y la mortalidad por cualquier causa fue un 29% menor que en el grupo placebo

El mecanismo de acción de alirocumab consiste en incrementar los receptores del hígado que atraen a las partículas de colesterol LDL que se encuentran en la sangre y las destruyen, lo que consigue que los niveles del colesterol 'malo' en la sangre desciendan alrededor del 50%, incluso en aquellos pacientes que ya se están medicando con estatinas, ha explicado Gregory Shwartz, profesor de medicina en la University of Colorado School of Medicine y coautor del trabajo.

Menos riesgo de mortalidad por cualquier causa

Los resultados del estudio, que se ha publicado en New England Journal of Medicine, revelaron que los pacientes que presentaban valores basales de c-LDL más elevados –por encima de 100 mg/dL– tenían más riesgo de sufrir un episodio cardiovascular adverso mayor, así como de morir, y que precisamente la mayor disminución del riesgo se produjo en este tipo de pacientes, ya que en el grupo tratado con alirocumab los MACE disminuyeron un 24%, mientras que la mortalidad por cualquier causa fue un 29% menor en comparación con el grupo placebo.

El coordinador del estudio en España, José Tuñón, ha declarado que muchos pacientes con enfermedad coronaria terminan sufriendo eventos cardiovasculares recurrentes a pesar de encontrarse en tratamiento con estatinas. Por ello, advierte de que es necesario emplear terapias adicionales, especialmente en el caso de los individuos con síndrome coronario agudo y elevados niveles de c-LDL que continúan altos a pesar de las estatinas.

El experto añade que el nuevo trabajo demuestra que añadir alirocumab al tratamiento con estatinas disminuye significativamente las probabilidades de que se produzcan nuevos eventos cardiovasculares, y que también se asocia a una menor mortalidad, especialmente en los pacientes con el colesterol más alto. Las autoridades competentes de la Unión Europea y Estados Unidos están revisando actualmente los efectos que ha mostrado el fármaco en el estudio y, una vez evaluados, se espera que se adopte una decisión sobre este nuevo uso terapéutico antes de finales del próximo mes de abril.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD