PUBLICIDAD

La pérdida de Klotho acelera el envejecimiento en pacientes renales

Un descenso de los niveles de la hormona Klotho, asociado a una pérdida de proteínas en la orina o albuminuria, acelera el envejecimiento y aumenta el riesgo de muerte prematura de los pacientes renales.
Escrito por: Eva Salabert

23/02/2018

Problemas renales, ilustración 3d

Los hallazgos han identificado dos dianas terapéuticas para acabar con la conexión entre la albuminuria y la bajada de Klotho.

Klotho, también conocida como la hormona anti-envejecimiento es producida por los riñones, y cuando sus niveles descienden en las personas con patología renal temprana, estas experimentan un envejecimiento acelerado, según ha revelado una nueva investigación realizada en el Hospital Universitario Fundación-Jiménez Díaz.

Se sabía que cuando los riñones no funcionaban se producía una acumulación de toxinas que conllevaba un envejecimiento acelerado, así como la muerte prematura del paciente, sin embargo, como ha explicado el Prof. Alberto Ortiz, codirector del estudio y jefe de Servicio de Nefrología del citado centro y coordinador de la Red de Investigación Renal (REDinREN), los resultados del trabajo muestran por primera vez que la falta de esta hormona acelera el envejecimiento en la enfermedad renal temprana.

La enfermedad renal crónica afecta a uno de cada diez adultos españoles, y a uno de cada tres mayores de 65 años

El especialista añade que aunque los riñones aparentemente funcionen bien podrían estar dañados, un deterioro que se confirma al comprobar que existe una pérdida de proteínas en la orina que se conoce como albuminuria, y que es la causante del descenso de los niveles de Klotho.

Dianas terapéuticas para evitar el descenso de Klotho

El Prof. Ortiz ha declarado que los hallazgos han permitido identificar dos dianas terapéuticas útiles para acabar con la conexión entre la albuminuria y la bajada de los niveles de Klotho, y que esto contribuirá a mejorar el pronóstico de los pacientes con enfermedad renal crónica, ya que si los riñones no producen esta proteína o no son capaces de eliminar eficazmente las sustancias tóxicas, se acelera el proceso de envejecimiento y se duplican las probabilidades de morir precozmente.

Actualmente se estima que la enfermedad renal crónica afecta a uno de cada diez adultos españoles, y que la prevalencia se eleva con la edad, ya que una de cada tres personas mayores de 65 años sufre esta patología, que merma significativamente la calidad de vida de los pacientes y supone un gran reto para el sistema sanitario en nuestro país.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD