PUBLICIDAD

La FDA aprueba un nuevo tratamiento contra la leucemia mieloide aguda

Glasdegib (Daurismo), un fármaco por vía oral, ha sido aprobado por la FDA para tratar la leucemia mieloide aguda en pacientes mayores de 75 años o aquellos en los que la quimioterapia intensiva no esté indicada.
Escrito por: Eva Salabert

26/11/2018

Persona con posible enfermedad de leucemia mieloide

La Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado glasdegib (Daurismo) para que se administre combinado con una dosis baja del fármaco quimioterápico citarabina a pacientes de 75 años de edad que tengan una leucemia mieloide aguda (LMA) recién diagnosticada, o bien padezcan otras enfermedades crónicas (comorbilidades) que les impida recibir quimioterapia intensiva.

Aunque precisamente la quimioterapia intensiva es el tratamiento de elección para controlar la LMA, debido a sus efectos secundarios tóxicos no es posible aplicársela a casi la mitad de los adultos que desarrollan este tipo de cáncer, que se caracteriza por un incremento del número de leucocitos o glóbulos blancos anormales (que se han vuelto cancerosos) presentes en la sangre y en la médula ósea.

Un ensayo clínico mostró la eficacia de Daurismo

El medicamento se evaluó en un ensayo clínico aleatorizado, en el que participaron 111 pacientes adultos a los que se les acababa de diagnosticar LMA, y que fueron tratados o bien con Daurismo combinado con citarabina, o bien solo con citarabina. Los investigadores comprobaron que se produjo una mejora significativa en la supervivencia general (SG) de los pacientes que habían recibido Daurismo, ya que alcanzaron una mediana de 8,3 meses, en comparación con los 4,3 meses de los que solo habían recibido citarabina.

Los pacientes tratados con Daurismo y citarabina experimentaron una significativa mejoría en la supervivencia general

La FDA ha otorgado la aprobación de Daurismo –que también ha recibido la designación de medicamento huérfano– a la compañía farmacéutica Pfizer. Y entre los efectos secundarios más comunes que se han descrito, destacan: anemia, fatiga, fiebre, hemorragia, náuseas, dolor muscular, recuento plaquetario bajo, estreñimiento, dificultades para respirar, dolor o llagas en la boca, erupciones en la piel. Además, las embarazadas no pueden tomar este fármaco porque existe riesgo de muerte embrionaria o defectos congénitos graves.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD