PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La resonancia magnética de alto campo elimina miomas

Una nueva técnica que se basa en focalizar ultrasonidos guiados por una resonancia magnética de alto campo, permite eliminar los miomas uterinos de forma eficaz e indolora, y sin necesidad de ingreso hospitalario.
La resonancia magnética de alto campo elimina miomas

La resonancia magnética de alto campo ofrece una imagen mucho más clara que el ecógrafo, y permite a los médicos seguir la intervención en tiempo real y lograr resultados más precisos.

06 de Abril de 2016

Una nueva técnica que emplea la resonancia magnética de alto campo consigue eliminar en tan solo dos horas los miomas, unos tumores benignos que se forman en el aparato reproductor femenino, y son tan frecuentes que los presenta alrededor del 48% de las mujeres en algún momento de su vida. Aunque no son malignos, pueden provocar síntomas como dolor o sangrados menstruales abundantes, o interferir en la fertilidad, dificultando la concepción o causando complicaciones en el embarazo, incluso un aborto.

El tratamiento de la miomatosis uterina se basaba hasta ahora en realizar una intervención quirúrgica para extirpar los miomas y, en ocasiones, era necesario practicar una histerectomía y extraer también el útero, lo que impedía que la paciente pudiese tener hijos posteriormente. Para ello, había que administrar anestesia a la paciente, que debía permanecer ingresada en el hospital durante unos cinco días, y tardaba un par de meses en recuperarse.

La nueva técnica, que se realiza mediante ondas ultrasónicas guiadas por una resonancia magnética extremadamente potente y no aporta ningún tipo de radiación, no afecta a la fertilidad de la paciente

El Resofus Alomar, que es como se denomina esta nueva técnica que emplean en Centros Médico Alomar, elimina los miomas mediante la focalización de ultrasonidos guiados mediante resonancia magnética de alto campo. Como ha explicado Adolfo Florensa, director del área de Resofus Alomar, la resonancia magnética de alto campo ofrece una imagen significativamente más clara que el ecógrafo, y permite a los médicos seguir la intervención en tiempo real y lograr resultados más precisos, reduciendo las posibles complicaciones y con una mayor comodidad para la paciente.

La nueva técnica, que se realiza mediante ondas ultrasónicas guiadas por una resonancia magnética extremadamente potente y no aporta ningún tipo de radiación, no afecta a la fertilidad de la paciente, que puede quedarse embarazada después y, según Florensa, se trata de una alternativa eficaz, indolora y sin riesgos, muy cómoda, y que no requiere ingreso hospitalario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''