Pistas sobre por qué algunas personas con COVID-19 son asintomáticas

El coronavirus puede ocultar su material genómico, por lo que no es reconocido por las células inmunes de los pulmones. Esto puede ayudar a explicar por qué algunas personas con COVID-19 son asintomáticas en las primeras etapas de la enfermedad.

30/10/2020

¿Por qué hay personas asintomáticas?

Los investigadores de todo el mundo se han sorprendido al ver que hay personas que pueden infectarse con el coronavirus SARS-CoV-2, el virus que produce COVID-19, sin mostrar síntomas. Dado que estas personas, los famosos asintomáticos, exponen a otras a la infección sin saberlo, es importante encontrar una explicación a este misterio que, con suerte, lleve a una solución que pueda traducirse en pruebas o tratamientos más útiles. Y eso es lo que parecen haber vislumbrado un equipo de investigadores daneses, cuyo trabajo ha sido publicado recientemente en EMBO Reports.

En el interior de nuestros pulmones hay células inmunes especializadas, llamadas macrófagos alveolares, que ayudan a mantener un ambiente saludable en los pulmones. Los pulmones contienen una gran cantidad de macrófagos alveolares, por lo que probablemente también sean el primer tipo de célula que encuentra un virus invasor, como el coronavirus.

Cuando el cuerpo reconoce una infección viral, nuestro sistema inmunológico inicia la producción de interferones. Los interferones son un grupo de citocinas que ayudan a dar forma a la respuesta inmune y, por lo tanto, son esenciales en la lucha contra una infección viral. Se ha demostrado previamente que los macrófagos alveolares producen grandes cantidades de interferones tras la infección con virus respiratorios, como la influenza.

El SARS-CoV-2 es un virus respiratorio que generalmente infecta la capa de células más externa de los pulmones, la capa epitelial. Una nueva investigación ha demostrado que la producción de interferón en las células epiteliales infectadas puede ser inhibida por el virus SARS-CoV-2. Esto da como resultado una baja producción de interferón y, por lo tanto, también una activación limitada del sistema inmunológico para luchar contra el virus. Aunque la capa epitelial es el objetivo del virus, se debe suponer que el primer tipo de célula que encuentra el virus son los macrófagos alveolares y, por lo tanto, estas células son importantes para determinar la rapidez con la que se puede producir una respuesta inmune a una infección por SARS-CoV-2. iniciado.

Por lo tanto, un equipo de investigadores de la Universidad de Aarhus y del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca se propuso investigar cómo estas importantes células reaccionan al virus SARS-CoV-2. Para responder a esto, aislaron los macrófagos alveolares del lavado pulmonar y examinaron la activación del sistema inmunológico en estas células cuando se encuentran con el virus SARS-CoV-2.

El virus SARS-CoV-2 puede ocultar su genoma para que no sea reconocido

Los resultados de su investigación muestran que los macrófagos alveolares producen efectivamente interferones cuando se infectan con virus conocidos, como la influenza. De ese modo, han confirmado que tienen el potencial de producir grandes cantidades de interferones durante una infección viral. Contrariamente a sus expectativas, los investigadores no vieron producción de interferón en las células cuando los macrófagos alveolares fueron expuestos al virus SARS-CoV-2.

Por lo tanto, estos resultados sugieren que el virus SARS-CoV-2 puede ocultar su material genómico para que no sea reconocido en los macrófagos alveolares, sin inducir así la producción de interferones. Esta es la razón por la que no habrá activación del sistema inmunológico en las primeras etapas de una infección por SARS-CoV-2, lo que permitirá que el virus se propague más en la comunidad antes de que aparezcan los síntomas. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender cómo el SARS-CoV-2 puede evitar ser reconocido por el sistema inmunológico.

Los hallazgos de este equipo danés han sido publicados en la revista

Fuente: Universidad de Aarhus

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD