Día Mundial de la Sepsis: causa de 1 de cada 5 muertes en el mundo

El 13 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Sepsis, una grave reacción inflamatoria debida a infecciones como el COVID-19, que causa una de cada cinco muertes en el mundo. La OMS ha publicado un informe con pautas para reducir su impacto.
Escrito por: Eva Salabert

10/09/2020

Bacteria Escherichia coli en sangre

Una de cada cinco muertes en el mundo se deben a la sepsis según desvela la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el primer informe que acaba de publicar sobre la epidemiología y la carga de esta grave reacción inflamatoria, y en el que solicita a los países que lleven a cabo una estrategia global para frenarla.

La mayoría de los estudios que se han publicado hasta ahora sobre la sepsis se han hecho en hospitales y unidades de cuidados intensivos de países de elevados ingresos, por lo que faltan datos que muestren cuál es la situación en el resto del planeta. También dificulta su conocimiento el hecho de que se usen diferentes definiciones de sepsis o criterios diagnósticos.

Casi la mitad de los 49 millones de casos de sepsis que se dan cada año afectan a niños

Por ello, y según ha explicado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, “el mundo debe intensificar urgentemente sus esfuerzos para mejorar los datos sobre la sepsis con el fin de que todos los países puedan detectar y tratar la sepsis. Esto significa fortalecer los sistemas de información sanitaria y garantizar el acceso a herramientas de diagnóstico rápido y a una atención de calidad, incluidos medicamentos y vacunas seguras y asequibles”.

Detectar la sepsis a tiempo para evitar un desenlace fatal

La sepsis se produce como respuesta a una infección, y si no se detecta y trata con rapidez puede desencadenar un choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple, e incluso la muerte. Los pacientes con COVID-19 y otras enfermedades infecciosas tienen más riesgo de desarrollar sepsis y morir por su causa.

Según la OMS, se trata de una enfermedad que afecta de manera "desproporcionada" a los grupos de población más vulnerables como bebés recién nacidos, mujeres embarazadas y personas con escasos recursos económicos. En concreto, casi la mitad de los 49 millones de casos de sepsis que se dan cada año afectan a niños, y tienen como consecuencia 2,9 millones de muertes, la mayoría de las cuales podrían prevenirse con un diagnóstico precoz y un tratamiento apropiado.

La sepsis suele ocurrir a consecuencia de infecciones que se adquieren en el ámbito sanitario, y los datos indican que alrededor de la mitad (el 49%) de los pacientes con sepsis en las unidades de cuidados intensivos contrajeron la infección en el hospital, y que el 27% de los pacientes que adquirieron la sepsis en el hospital fallecerán, al igual que morirá el 42% de los que se han infectado en la UCI.

Medidas para prevenir la sepsis

La OMS ha indicado una serie de medidas que podrían prevenir hasta el 84% de las muertes de recién nacidos a causa de sepsis, como mejorar el saneamiento, la calidad y la disponibilidad del agua y una buena higiene de manos, que deben ir acompañadas de un diagnóstico precoz, un manejo clínico adecuado, y el acceso a medicamentos y vacunas seguros y asequibles.

La OMS ha indicado una serie de medidas que podrían prevenir hasta el 84% de las muertes de recién nacidos a causa de sepsis

Este organismo ha instado a los países a que mejoren los diseños de estudios sólidos y la recopilación de datos de alta calidad para conocer la verdadera carga de la sepsis, y a mejorar los sistemas de vigilancia, comenzando en el nivel de Atención Primaria, incluido el uso de definiciones estandarizadas y factibles de acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), y aprovechando los programas y redes de enfermedades existentes.

Además, es necesario que se desarrollen herramientas asequibles para los niveles de Atención Primaria y secundaria que permitan un diagnóstico rápido para mejorar la identificación, prevención y tratamiento de la sepsis, y formar a los profesionales sanitarios y a los ciudadanos en general para que tengan en cuenta el riesgo de que una infección pueda evolucionar a sepsis y pidan atención médica inmediata para evitar posibles complicaciones y la propagación de epidemias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD