PUBLICIDAD

Sanidad restringe la venta de metamizol por riesgo de agranulocitosis

La Agencia Española del Medicamento recomienda no vender metamizol a los turistas, y que solo se recete para tratamientos cortos, tras detectarse varios casos de británicos afectados por agranulocitosis, una grave reacción inmunológica.
Escrito por: Caridad Ruiz

06/11/2018

Sanidad restringe la venta de metamizol por riesgo de agranulocitosis

La Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha actualizado la ficha técnica del metamizol, más conocido por su nombre comercial, Nolotil, y ordena que no se recete en pacientes en los que no se puedan realizar controles posteriores, como es el caso de los turistas o población flotante (que viven temporalmente en una región sin estar censados), lo que prácticamente significa que queda prohibida o muy limitada su venta a este colectivo.

También recomienda que los médicos solo lo prescriban para tratamientos cortos, de siete días cómo máximo, con las dosis más bajas para que hagan efecto, y si es necesario prologarlo realizar análisis sanguíneos en los que se estudie los leucocitos en sangre.

Esta revisión se debe a que se han producido varios casos de agranulocitosis en pacientes británicos que habían tomado este medicamento en España, y que se notificaron al Sistema de Farmacovigilancia. El pasado domingo el periódico británico The Times informaba de la muerte de 10 británicos por esta causa.

Agranulocitosis: caída de las defensas y del sistema inmulógico

La agranulocitosis o neutropenia es uno de los efectos secundarios del metamizol. Se caracteriza por que la médula ósea deja de producir granulocitos, un tipo de glóbulo blanco. Esta reacción inmunológica provoca pues una bajada de las defensas que puede derivar en una grave infección generalizada, el desarrollo de sepsis y causar la muerte del paciente. Los medicamentos utilizados en la quimioterapia para tratar el cáncer también causan esta grave patología.

La agranulocitosis es un trastorno que causa una bajada de las defensas que puede derivar en múltiples infecciones y llegar a causar la muerte del afectado

Según la nota de AEMPS se discute desde hace años sobre una mayor susceptibilidad de la población del norte de Europa a esta reacción. Incluso algunos estudios han indagado en factores genéticos, pero aún no se han llegado a conclusiones inequívocas, por lo que ni se descarta ni se confirma.

Una historia clínica exhaustiva

Otras de las recomendaciones que la AEMPS realiza a los médicos es que antes de recetar fármacos que contengan este principio activo a un paciente se realice una historia clínica detallada para evitar su uso en enfermos con reacciones de hipersensibilidad o hematológicas al metamizol, en pacientes con tratamiento inmunosupresor o con medicamentos que puedan producir agranulocitosis. También aconseja que se tenga especial precaución en pacientes de edad avanzada.

El metamizol es un medicamento catalogado como “de prescripción”, es decir que las farmacias solo pueden venderlo con una receta médica. Se usa como analgésico para tratar el dolor agudo de moderado a severo y para bajar la fiebre cuando otros antipiréticos o antitérmicos no han sido eficaces. Además del Nolotil, otros medicamentos conocidos con metamizol son Buscapina Compositum, Metalgial o Algimabo. En España, según los datos de prescripción con cargo a recetas del Sistema Nacional de Salud, su consumo se ha duplicado en los últimos 10 años, y muy especialmente en los últimos cinco: entre 2013 se dispensaron 14,6 millones de envases con receta de médicos de la sanidad pública , y en 2017 fueron 22,8 millones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD