PUBLICIDAD

Ya disponible el test autodiagnóstico del VIH, rápido y sin receta

La prueba que detecta la infección por VIH ya se puede comprar en las farmacias de España sin receta, por 29€ y sin tener que identificarse, un gran avance para reducir el número de afectados por este virus que lo desconocen.
Escrito por: Natalia Castejón

25/01/2018

Ya disponible el test autodiagnóstico del VIH, rápido y sin receta

Los anticuerpos del VIH tardan entre dos y ocho semanas en ser detectables.

El test autodiagnóstico del VIH para determinar la posible presencia del virus del sida que el Ministerio de Sanidad español venía anunciando hacía meses ya está disponible en farmacias, y sin necesidad de prescripción médica. Se trata de una prueba rápida que requiere tan solo 20 minutos y que cualquiera puede hacerse en casa con una pequeña muestra de sangre; más adelante se podrá hacer también con saliva.

El test que se comercializa tiene un coste de unos 29 euros y contiene todos los elementos necesarios para llevar a cabo la prueba. Desde el Ministerio de Sanidad aseguran que es fiable, pues presenta una probabilidad de un 99,5% de que una persona infectada dé positivo y un 99,9% de especificidad, es decir, la posibilidad de que un sujeto que haya dado negativo no esté infectado.

La probabilidad de que una persona infectada con VIH dé positivo en el test autodiagnóstico es del 99,5%

Es importante saber que los anticuerpos de la enfermedad tardan entre dos y ocho semanas en ser detectables (periodo ventana), por lo que esta prueba no sirve para conocer si se ha contraído la infección justo después de una relación sexual sin preservativo, ni para decidir si usar este método antes de un encuentro íntimo o diagnosticar otras enfermedades de transmisión sexual. Si han pasado tres meses desde la última conducta de riesgo y el test da negativo no habrá infección, pero si aún no ha transcurrido ese tiempo se debe realizar otra prueba más adelante.

Cómo funciona el test autodiagnóstico del VIH

La prueba para autodiagnosticar el VIH se puede comprar en cualquier farmacia o incluso por Internet, ya que no necesita receta ni es preciso identificarse. El método es parecido al de los test de glucosa, basta con extraerse una pequeña gota de sangre, que hará reaccionar a unos compuestos obteniendo así el resultado. La muestra se debe tomar del extremo lateral del dedo, siempre bien limpio, sin necesidad de estar en ayunas y a una temperatura ambiente de entre 18 y 30ºC.

Después se dejará el tiempo indicado en las instrucciones de uso y se interpretarán los resultados, en este caso marcados por barras. Si se ha dado positivo –indicado con una doble barra– se deberá acudir siempre a un centro sanitario para que puedan realizar una prueba de sangre que confirme el resultado. Se espera que este gran avance permita reducir el alarmante dato que señala que el 18% de la población española que está infectada lo desconoce.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD