PUBLICIDAD

Amniocentesis
Descubre cuándo y cómo se realiza la amniocentesis, y cómo prepararte para esta prueba diagnóstica en la que se extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico con el fin de estudiar posibles trastornos fetales.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Complicaciones o efectos secundarios de la amniocentesis

Actualizado: 25 de julio de 2019

La amniocentesis es una técnica muy segura. Se puede notar un leve dolor en el punto de punción y algunas molestias abdominales cuando la aguja atraviesa el útero.

La mayor complicación de la amniocentesis es el riesgo de aborto. Si se realiza durante el segundo trimestre, se estima que se produce un aborto en de 1 de cada 300-500 amniocentesis.

Muy raras veces, si el feto se mueve durante la prueba puede sufir un pinchazo mientras se está metiendo la aguja. Pero hay que aclarar que los pinchazos graves al feto son extremadamente raros, ya que los especialistas han perfeccionado mucho su técnicas en los últimos años.

También es infrecuente que ocurra una fuga de líquido amniótico por la vagina, que suele resolverse de forma espontánea.

Si la madre es Rh negativa y el feto es Rh positivo podrían generarse problemas por la falta de compatibilidad Rh que se previenen con la administración de una vacuna.

En cuanto al riesgo de infección uterina se considera que es muy bajo.

Por otro lado, es posible la transmisión de infecciones de la madre al feto tales como el VIH o la hepatitis C. Por ello en caso de infecciones crónicas de la madre, la amniocentesis está contraindicada.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD