Existen ciertos factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de padecer un cáncer de estómago. Es importante conocerlos, ya que algunos de ellos son modificables con un estilo de vida más saludable, especialmente en lo que a la diera se refiere o la evitación de hábitos nocivos como fumar o tomar bebidas alcohólicas: 

  • Factores genéticos: en ocasiones se encuentran familias con una alta frecuencia de cáncer gástrico. En estos casos puede deberse a una alteración genética concreta como la mutación del gen cadherina (en el cáncer gástrico difuso hereditario), o simplemente darse una mayor probabilidad en una familia aunque no se detecte una alteración genética concreta. El hecho de presentar varios familiares con este tumor conlleva 2-3 veces más riesgo de padecerlo.
  • Factores individuales: edad avanzada, ser varón.
  • Sexo: ser varón.
  • Malos hábitos: consumo de tabaco o alcohol.
  • Factores nutricionales: dieta rica en sal (que daña la mucosa gástrica), alimentos ahumados y con alto contenido en nitratos. Dietas bajas en verduras y frutas, mala elaboración de alimentos. Es un tipo de tumor especialmente frecuente en la población asiática por el consumo de salazones, ahumados y a una alta temperatura.
  • Enfermedades gástricas: gastritis crónica, úlceras, pólipos, enfermedad de Menetrier, anemia perniciosa, gastritis asociada a H. Pylori (aunque solo un pequeño porcentaje se asocian al cáncer gástrico), cirugías gástricas previas (al cabo de 10 años se eleva el riesgo de cáncer sobre el muñón que se deja tras la extirpación del estómago).

Creado: 23 de febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD