PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sexo oral
Cunnilingus, felación, rimming… ¿Te suenan? Te desvelamos todos los secretos sobre el sexo oral. Pon a prueba tus conocimientos sobre esta práctica y aprende con el divertido y práctico menú que te hemos preparado.
Escrito por María Jiménez Albundio, Psicóloga y sexóloga clínica especialista en infertilidad

Riesgos del sexo oral

Riesgos del sexo oral

Durante el sexo oral es posible contagiarse con una ETS, ya que los fluidos tienen una gran carga viral.

Aunque el sexo oral conlleva un menor riesgo de transmisión de infecciones si la comparamos con otras prácticas sexuales como la penetración anal o vaginal, no debemos pensar que está exento de ellas en absoluto. Además, el contacto bucogenital que se produce al realizar sexo oral también puede traer consigo determinados problemas en cuanto a la transmisión de enfermedades sexuales se refiere.

Durante la práctica de una felación, un cunnilingus o el anilingus, membranas mucosas bucales y genitales entran en contacto, compartiendo así diversos fluidos y posibles lesiones por las que pueden viajar virus y bacterias con pasaporte directo a nuestro cuerpo. 

Si hablamos de lesiones, prestaremos especial atención tanto a la presencia de heridas en el área genital o anal, como a la aparición de un sangrado durante dicha práctica, incluyendo también la sangre proveniente de la menstruación. Así pues, en relación al área oral serán las llagas, úlceras, inflamaciones bucales e incluso las encías sangrantes las que pueden constituir una puerta de entrada bacteriana. 

Respecto a los fluidos sexuales transmisores, destacaremos el flujo vaginal y el líquido seminal, advirtiéndote de que éste último es el que más carga viral presenta, por lo que el riesgo aumentará en relaciones orogenitales sin preservativo donde se dé la eyaculación dentro de la cavidad oral.

Sida, VPH, ETS, cáncer oral…

Entre las infecciones de transmisión sexual que pueden ser transmitidas por estas vías, podemos encontrar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), al entrar en contacto fluidos sexuales y la posible presencia de sangre contagiada por el VIH proveniente de pequeñas heridas. Aunque la probabilidad de que se den las condiciones oportunas para que esto ocurra es relativamente baja, no es nula, así que todo cuidado es poco.

También deberemos tener en cuenta el peligro de transmisión del virus del papiloma humano (VPH) a través del contacto entre las mucosas donde habita. En la mayoría de los casos, el organismo es capaz de combatir por sí solo este tipo de afección y el virus no llega a aparecer, pero cabe la posibilidad de que éste llegue a desarrollarse. Un dato importante es que existen estudios que alertan de una posible relación con la aparición del cáncer de tipo oral y orofaríngeo, pues en España aproximadamente un 20% de los cánceres de este tipo están causados por dicho virus y la tendencia va en aumento.

Por último, recordemos que otro de los posibles riesgos de la práctica de sexo oral es que también puede desencadenar el contagio de afecciones tales como herpes, gonorrea, clamidia o sífilis, entre otros, por lo que resultará esencial protegernos correctamente de los agentes capaces de propagarlas con los consejos que te daremos a continuación.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD