Los tumores de la cavidad oral afectan de forma importante funciones muy básicas: respiración, masticación, deglución, alteran el sentido del gusto, la voz y la apariencia física.

Los síntomas del carcinoma de la cavidad oral suelen ser la aparición de una lesión crónica que no mejora con tratamientos habituales, o dolor o sangrado de la misma, ya sea mediante una úlcera bucal, o con lo que se conoce como leucoplasia (un parche o placa blanquecina que aparece en la boca o parte interior de las mejillas).

Este tipo de lesión puede presentarse de forma indolora al comienzo, y derivar a una sensación del ardor cuando el tumor comienza a crecer.

Otros síntomas frecuentes del cáncer oral son la disfagia (dolor al tragar), la disartria (alteración para pronunciar las palabras), e incluso la halitosis (mal aliento). El paciente afectado también puede apreciar una pérdida de peso o sentir los ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

Revisiones y autoexploraciones para detectar signos de alarma de tumores orales

Se calcula que solo entorno a uno de cada cuatro casos se detecta en estadios iniciales. Por ello, es recomendable visitar al dentista al menos una vez al año, o cada seis meses pasados los 40 años, con el objetivo de poder detectar posibles lesiones que puedan derivar en esta grave patología. 

Síntomas del cáncer oral

Del mismo modo, es aconsejable realizarse autoexploraciones con cierta periodicidad, examinando los labios, el paladar, el interior de las mejillas, la lengua y las encías en busca de posibles anomalías que nos puedan alertar de que algo no va bien y debemos acudir al médico.

Creado: 20 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD