Congelamiento
El congelamiento se produce por una exposición de los tejidos al frío extremo. Si no se interviene a tiempo, las lesiones pueden ser graves o irreversibles. Conoce cómo debes actuar para ayudar a la víctima.

Qué es y cómo se produce el congelamiento

Actualizado: 16 de junio de 2022

Como su propio nombre indica, el congelamiento es una lesión grave que sufren los tejidos como resultado de una exposición al frío extremo.

Cuando hay una situación climática de frío extremo aparecen lesiones en los tejidos que están expuestos, sobre todo en las zonas del cuerpo que son más propensas a sufrir una congelación: las manos, los pies, la nariz, la cara y las orejas. Esto es debido a que el mecanismo de regulación de la temperatura consiste en concentrar la sangre en los órganos vitales, como son el corazón, los pulmones o el cerebro. En las áreas periféricas, como las manos o los pies, se produce una vasoconstricción y transportan menos sangre, por eso se enfrían con mucha facilidad.

PUBLICIDAD

Si el frío es demasiado intenso se pueden llegar a congelar otros líquidos como el plasma, haciendo difícil la circulación sanguínea.

Existen dos factores principales que determinan que un miembro se congele:

  • En una primera fase el frío forma cristales de hielo dentro de las células, que provocan esa vasoconstricción.
  • Como consecuencia se produce una falta de oxigenación, lo que causa la muerte celular, también llamada gangrena. El mecanismo es muy parecido al de las quemaduras.

El congelamiento es un problema común en deportes como el montañismo o el alpinismo, siendo los dedos y la nariz las partes más sensibles y que con mayor frecuencia se congelan.

Mano con congelamiento

Tipos de congelamiento

La clasificación del nivel de congelación o tipos de congelamiento, se hace dependiendo de la profundidad que alcance la lesión, exactamente igual que en el caso de las quemaduras.

PUBLICIDAD

  • Congelamiento superficial: el frío hace que las capas de tejido superficial de la dermis se congelen, sin embargo, por debajo de esa capa el resto de tejidos no han sido afectados aún. El área de la lesión está de un color pálido y blanquecido, y al tacto parecerá como si estuviera helada, pero bajo los tejidos congelados todavía hay partes funcionales, que se notan flexibles al presionar. Esto es importante porque indica que es una lesión leve o moderada y su pronóstico es bueno.
  • Congelamiento profundo: cuando la congelación llega a niveles profundos se producen las lesiones más serias. No solo afecta a la piel superficial, como en el caso anterior, sino también a órganos y tejidos más profundos, como músculos, tendones, e incluso huesos. Al contrario de lo que ocurría con las lesiones superficiales, al presionar el área se notará helada, sin la flexibilidad característica de los tejidos. La piel adopta un color azul o grisáceo.

    PUBLICIDAD

Creado: 16 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD