PUBLICIDAD

Mieloma múltiple
El mieloma múltiple es un cáncer de la sangre que se disemina sobre todo en los huesos. Representa el 1% de todos los tipos de cáncer, y afecta especialmente a los mayores de 60 años. Conoce sus síntomas y tratamiento.
Escrito por Dr. Carlos Montalbán, Departamento de Hematología de MD Anderson Cancer Center Madrid

Síntomas del mieloma múltiple

Síntomas del mieloma múltiple

Tres de cada cuatro pacientes presentan dolor de huesos con el mieloma múltiple.

El mieloma múltiple se manifiesta por la presencia de la masa tumoral y el efecto de la producción del componente monoclonal y otras sustancias. Aproximadamente tres de cada cuatro pacientes presentan dolor de huesos, sobre todo en la zona de las costillas y en la columna. La deficiencia de glóbulos rojos y la alteración del normal funcionamiento de las plaquetas suelen causar otros de los síntomas habituales en los pacientes con este tipo de cáncer.

Los principales signos y síntomas del mieloma múltiple son los siguientes:

  • Anemia, manifestada principalmente con palidez, fatiga, palpitaciones, mareos.
  • Dolor óseo, que se suele iniciar en la columna vertebral y en las costillas.
  • Fracturas, osteoporosis, destrucción de tejido óseo (osteólisis), aumento de los niveles de calcio en la sangre. Estos problemas suelen estar presentes en la mayoría de pacientes a la hora de recibir el diagnóstico, y suelen afectar principalmente a la pelvis, cráneo, esternón, costillas, columna vertebral o fémur.
  • Bajos niveles de plaquetas, que puede tener como consecuencia la aparición de hemorragias (por ejemplo en las encías o la nariz) y moretones.
  • Leucopenia (falta de glóbulos blancos normales).
  • Disminución de la función renal por el depósito de la proteína anormal.
  • Pérdida de peso.
  • Infecciones, porque las células plasmáticas anormales no cumplen su función de proteger al organismo frente a los gérmenes.
  • Daño en los riñones que puede conducir a insuficiencia renal.
  • Amiloidosis de cadenas ligeras, que al acumularse en los tejidos pueden generar proteína amiloide, que entorpece el funcionamiento de los órganos. En el caso del corazón puede provocar palpitaciones irregulares y debilitarlo, llegando a causar insuficiencia cardíaca.

Actualizado: 24 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD