PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

El número de enfermos de osteoporosis se triplicará en 20 años

El número de enfermos de osteoporosis se triplicará en 20 años

18 de Octubre de 2011

Las carencias nutricionales en la dieta diaria de los jóvenes tendrá como consecuencia que, dentro de 20 años, se multiplique por tres el número de personas afectadas por osteoporosis, pasando de tres millones y medio a nueve millones de pacientes, según ha advertido el coordinador de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), Rafael Herrero.

La falta de calcio y vitamina D, el sedentarismo, y hábitos perjudiciales, como el tabaco y el alcohol, son factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad, que se caracteriza por una disminución de la masa ósea, que se produce de forma natural a partir de los 35 años y que, en el caso de las mujeres, se ve agravada por la menopausia, por lo que resulta vital llegar a estas etapas de la vida, cuando el organismo pierde su capacidad de formar suficiente tejido óseo nuevo, con unos huesos fuertes y sanos.

En el marco del ‘Tour Óseo’, que se celebró la pasada semana en Madrid con el objetivo de informar a la población sobre hábitos de vida saludable que contribuyen a prevenir o retrasar la aparición de osteoporosis, Herrero señaló que la moda actual de las tallas pequeñas ha fomentado los casos de anorexia, una afección que también provoca la pérdida de masa ósea.

La doctora Maria Gea Brugada, especialista en osteoporosis, ha explicado que esta enfermedad no causa dolor, ni manifiesta síntomas, por lo que habitualmente se detecta cuando el paciente sufre una fractura.

Meritxell Gómez, experta en nutrición, recomienda que los niños y adolescentes aumenten la ingesta de calcio y vitamina D, y que el consumo de alimentos ricos en estos nutrientes se incremente también a partir de los 50 años, adoptando el hábito de caminar diariamente, como mínimo 30 minutos, además de no fumar y reducir el consumo de alcohol.

La doctora Gea señala que la osteoporosis es una enfermedad crónica y que, para tratarla, se debe reforzar la alimentación con productos ricos en calcio y vitamina D, tomar los fármacos prescritos por el especialista, y caminar, ya que practicar ejercicio físico moderado regularmente es muy importante para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Fuente: EUROPA PRESS

  

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD