PUBLICIDAD

Pielonefritis
La pielonefritis aguda es una infección de la vía urinaria superior causada por gérmenes que ascienden a través de los uréteres que comunican los riñones con la vejiga. Su tratamiento precoz evita complicaciones.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Pronóstico de la pielonefritis

Dos riñones, uno de ellos con signos de pielonefritis

El tratamiento adecuado de la pielonefritis evita que se produzca un daño renal permanente

Si se inicia tratamiento con antibióticos rápidamente y de una forma correcta, el pronóstico de una pielonefritis aguda suele ser bueno la mayoría de las veces, y los pacientes evolucionan bastante bien. Sin embargo, la existencia de enfermedades importantes (diabetes, cirrosis, insuficiencia renal…), o la aparición de complicaciones graves como una sepsis aumentan el riesgo y pueden complicar la evolución de esta enfermedad.

Las principales complicaciones que pueden aparecer en una pielonefritis aguda son la existencia de un daño renal permanente (puede producir una insuficiencia renal crónica), el desarrollo de un absceso renal (acúmulo de pus en el riñón), o la aparición de una sepsis, que es una causa potencial de muerte, especialmente en pacientes ancianos.

Otra de las complicaciones de la pielonefritis aguda es la evolución hacia una pielonefritis crónica, que es la consecuencia en el adulto del deterioro renal debido a infecciones recurrentes que afectan al riñón en la infancia (pielonefritis agudas de repetición). Es más típico de las mujeres, y su causa más frecuente es el reflujo vesicoureteral (la orina refluye desde la vejiga en dirección ascendente por los uréteres, aumentando así el riesgo de infecciones y pudiendo producir daño permanente en el riñón). Si la afectación es bilateral puede condicionar insuficiencia renal crónica. Los hallazgos en las pruebas de imagen son muy característicos, pudiéndose ver cicatrices en las paredes del riñón, adelgazamiento de éstas, o disminución del tamaño renal.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD