Test de antígenos en 15 minutos ¿Qué ventajas tienen?

Los test de antígenos son la herramienta más rápida para detectar el COVID-19 en personas con síntomas, solo tardan 15 minutos en dar resultados. Enumeramos sus ventajas respecto a la PCR, y cómo hacerse un test autodiagnóstico fiable.
Test de antígenos en 15 minutos

Actualizado: 13 de enero de 2022

Detectar cuanto antes los casos positivos de COVID-19 es primordial para evitar la expansión del virus, especialmente en aquellos que son asintomáticos. Por ello, los sistemas sanitarios están poniendo en marcha test cada vez más rápidos con una fiabilidad alta, los últimos que se incorporaron fueron los test de antígenos, que desde hace unos meses están también disponibles en las farmacias para facilitar el autodiagnóstico domiciliario. Te contamos todo lo que debes saber sobre ellos, en qué casos se usan y su diferencia con la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y los test de anticuerpos.

PUBLICIDAD

¿Qué son los test de antígenos?

Los test de antígenos son unas pruebas rápidas que permiten detectar el SARS CoV-2 en el organismo de una persona de una manera rápida y fiable. Son la última apuesta de las autoridades médicas para detectar de manera masiva los casos de COVID-19, especialmente en las comunidades más afectadas por la enfermedad. La Comunidad de Madrid, Andalucía, Galicia o Murcia fueron algunas de las primeras Comunidades Autónomas que compraron estos test para sus ciudadanos y se usan fundamentalmente entre la población de zonas con mayor número de casos, aunque ya están generalizados, llegándose a vender en farmacias sin necesidad de receta y a bajo coste (test de autodiagnóstico), aunque habría que diferenciarlos de los de uso sanitario profesional.

PUBLICIDAD

¿Qué detecta el test rápido de antígenos?

Según explica la química Deborah García Bello (conocida como @deborahciencia) el SARS-CoV-2 está formado por el material genético del virus y por antígenos o proteínas que lo recubren en forma de bolitas. “Los antígenos son las llaves que utiliza el virus para entrar en nuestras células y duplicarse”.

Son precisamente esas proteínas las que detecta el test rápido de antígenos, a diferencia de las PCR, que miden el genoma o material genético que se encuentra dentro del virus, y los test de anticuerpos, que miden la defensa generada por el organismo ante la infección.

¿Cómo se hacen los test rápidos de antígenos?

El test de antígenos consta de un aparato medidor de antígenos o proteína del virus mediante tira reactiva, un hisopo –parecido a un bastoncillo largo– para realizar la muestra, un bote y un líquido reactivo para trasladar la muestra al dispositivo.

Test de antígenos: cómo se realizan

Para llegar a cabo la prueba, en primer lugar –hay que leer las instrucciones si se trata de un test de autodiagnóstico– se hace un exudado nasofaríngeo (nariz o garganta) del paciente, luego se coloca el algodón –sin tocarlo– dentro del bote con el líquido reactivo y se impregna bien para después verter parte del contenido en el pequeño agujero circular marcado con una S (‘sample’ o ‘muestra’) hacia la tira reactiva.

Llegados a este punto solo hay que esperar de 15 a 20 minutos para ver los resultados: una línea en la letra C significará negativo, dos líneas, una en C y otra en T, será positivo. Si pasado el tiempo la línea marca solo la T o nada, es que la muestra no ha sido concluyente y el test no es válido, por lo que habría que repetirlo.

¿Cuánto tarda en mostrar los resultados un test de antígenos?

El de antígenos es de los test más rápidos en indicar los resultados, lo hace en tan solo 15 minutos (20 como máximo) desde que introduces el líquido mezclado con la muestra. En esto se parece a los test de anticuerpos, sin embargo, estos últimos se realizan con una pequeña muestra de sangre y además el test de anticuerpos solo mide los anticuerpos, que no indican si el virus se encuentra en el organismo –a no ser que mida los IgM– y puede haber una respuesta inmune celular que no lo detecta.

Resultados del test de antígenos

¿Cuál es la sensibilidad y especificidad de un test de antígenos?

Para saber la efectividad en el diagnóstico del COVID-19 de las pruebas disponibles en el mercado hablamos de sensibilidad y especificidad. La sensibilidad, según nos explica el Catedrático de Microbiología Ignacio López-Goñi y autor del blog microBio, es la probabilidad de que un infectado de resultado positivo, mientras que la especificidad es la probabilidad de que una persona sana de resultado negativo.

En el caso de los test de antígenos la sensibilidad es de un 93,3% –algo inferior a la PCR– y la especificidad de un 99%, muy similar a la PCR, aunque la de esta última depende de la casa comercial. Estos test son más fiables cuánta más carga viral o más síntomas presente la persona que se lo haga.

PUBLICIDAD

¿Cuánto debes hacerte un test de antígenos para que sea fiable

Esto significa que deben hacerse en los 7 primeros días desde la infección o bien en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas, tal y como indican desde el Ministerio de Sanidad.

Por tanto, debes tener en cuenta la posibilidad de obtener resultados falsos negativos y falsos positivos, en caso de realizar la prueba sin tener síntomas o cuando la carga viral es baja.

¿Cuánto cuesta un test rápido de antígenos?

Una de las ventajas de este tipo de test es que es de bajo coste, pues solo cuesta entre 3,50 y 5 euros por prueba, incluso menos si se compran por packs. Esto hace que se pueda reducir mucho los costes sanitarios y sea posible realizar muchos más test, detectando y aislando a tiempo a personas positivas.

Las empresas que fabrican estos test rápidos de antígenos destacan que gracias al bajo coste por kit se pueden hacer análisis a gran escala en una variedad de ámbitos poblacionales, apoyando las estrategias de salud pública, como por ejemplo, el rastreo de contacto o análisis en grupos de personas que se sospecha que podrían tener la infección, reduciendo la propagación del SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

¿Puedo comprar un test de antígenos y hacérmelo en casa?

La respuesta es sí. Aunque lo ideal, como indica Deborah García Bello es que: “Tanto la PCR como el test de antígenos necesitan de profesionales sanitarios para su realización”, pues tomar una buena muestra nasofaríngea con el hisopo puede ser complicado si no se tienen conocimientos sanitarios. Sin embargo, sí que al ser de tamaño pequeño y no necesitar maquinaria de laboratorio se puede realizar de manera ambulatoria o por un equipo médico desplazado a domicilios de personas sospechosas de coronavirus.

No obstante, el 20 de julio el Gobierno dio luz verde a la venta de test rápidos de antígenos de autodiagnóstico en las farmacias sin necesidad de receta. Actualmente, en la sexta ola y con los casos en aumento, son muchas las farmacias en las que comienzan a escasear este tipo de test. En épocas o zonas con picos altos de casos en algunas regiones se pueden obtener de manera gratuita en las farmacias. 

Existen proveedores que los venden en algunas plataformas online sin garantías legales ni sanitarias, por lo que siempre que sea posible se recomienda acudir a la farmacia y ser asesorado en caso necesario sobre su uso. Para verificar que es válido debe estar precintado y llevar el marcado CE, seguido de los cuatro dígitos del organismo notificado que lo ha evaluado. La web de la OCU ha publicado un listado con los test de antígenos autorizados para su venta en las farmacias españolas.

Pruebas para detectar el covid-10

Ventajas de los test de antígenos

Podríamos resumir las ventajas que el test rápido de antígenos aporta al sistema sanitario y a la lucha contra la pandemia de coronavirus en:

PUBLICIDAD

  • Ya aprobado: a finales de agosto de 2020 la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) daba luz verde al uso de los test rápidos de antígenos para diagnosticar los casos de COVID-19 en pacientes que se encuentran en el pico de la infección, cuando es más probable que los niveles del virus sean altos. España ya se incluyeron oficialmente los test antigénicos como herramienta rápida de diagnóstico y cribado dentro de su “Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la COVID-19"
  • Rapidez: estas pruebas tienen la gran ventaja de su rapidez, pues en tan solo 15 minutos se pueden obtener los resultados, mucho menos que con las PCR que requieren de mínimo 24 horas. Algo de especial importancia, por ejemplo, en aeropuertos, para permitir o denegar la entrada al país de pasajeros infectados, o incluso antes de los partidos de fútbol, para evitar casos de contagios en todo el equipo. Mucha gente se los realiza antes de acudir a ver a familiares, por ejemplo en la fiestas navideñas.

    PUBLICIDAD

  • Bajo coste: otra de sus ventajas es que tiene un coste muy económico, pues el kit de diagnóstico salío al mercado por un precio de alrededor de 5 euros. Este precio ha permitido que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya firmado un acuerdo para poner 120 millones de pruebas rápidas a disposición de países de ingresos medios y bajos. Sin embargo, cada país fija el precio. En el caso de España, el Gobierno ha fijado un precio máximo de venta en farmacias de 2,94€.
  • Portátil: además hay que tener en cuenta que es un sistema fácil de transportar, que no necesita de ninguna maquinaria ni laboratorios para obtener los resultados, algo muy positivo para los países que no cuentan con grandes cantidades de laboratorios o trabajadores sanitarios cualificados para analizar las PCR en las máquinas correspondientes.
  • Detección precoz: todo lo anterior se traduce en un mayor número de pruebas y, por lo tanto, más detección temprana de la infección, reduciendo la expansión del SARS-CoV-2.

Inconvenientes de los test de antígenos

Sin embargo, también existen inconvenientes acerca de este tipo de test rápidos. El principal, como nos explica Deborah García, es que todavía no existe la suficiente evidencia científica –ni lo suficientemente sólida–, como para saber cuál es la eficacia de estos test de antígenos en personas asintomáticas, que normalmente tienen menos cantidad de virus en el cuerpo.

“Por eso las principales autoridades sanitarias, la OMS, la FDA o los CDC dicen que los test de antígenos se pueden utilizar, pero solo para personas con síntomas. Para las personas asintomáticas o para hacer cribados la técnica que se sigue recomendando es la de la PCR”, explica la divulgadora.

  • Fallos al seguir las instrucciones: respecto a los test de autodiagnóstico, aunque están pensados para poder ser utilizados por cualquier persona, requieren seguir las instrucciones al pie de la letra, algo que puede costar un poco más por ejemplo a las personas mayores, sobre todo a la hora de recoger la muestra con el hisopo que se entrega con todo el pack. 
  • Momento en el que se realiza el test: muchas personas se realizan un test de antígenos o de autodiagnóstico inmediatamente tras conocer una exposición a un caso de contagio conocido, sin embargo hay que aclarar que el periodo de ventana en el que se realiza el test es fundamental para comprobar que su resultado sea fiable, ya que podría realizarse en un momento en el que la carga viral es baja aún estando contagiados, y eso de un resultado negativo y, por tanto, una falsa sensación de seguridad. Por tanto, la recomendación es realizarlo en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas o en los 7 primeros días desde la infección.
  • Comunicación de un caso positivo: en los casos en los que el diagnóstico se realiza en casa, se debe confiar en que la persona que de positivo se aisle en su domicilio y comunique su infección tanto a las autoridades sanitarias como a las personas con las que ha estado en contacto estrecho, si esto no es así no se puede cortar la cadena de transmisión.   

Creado: 29 de septiembre de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD