PUBLICIDAD

Pruebas médicas
PCR (Reacción en cadena de la polimerasa)
La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una técnica de laboratorio que permite amplificar pequeños fragmentos de ADN para identificar gérmenes microscópicos que causan enfermedades.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace una PCR

Cómo se hace una PCR

Utilización de una pipeta multicanal para establecer la reacción de PCR

Cuando llegues a la consulta el médico te hará unas preguntas generales sobre tu estado de salud: enfermedades importantes, factores de riesgo, estilo de vida, síntomas de infección, etcétera. El análisis de la PCR lo pedirá el médico cuando lo considere necesario y sea la mejor arma diagnóstica para estudiar tu enfermedad. Después te realizará una exploración física general, y valorará si puedes recibir un tratamiento ambulante o prefiere que te quedes ingresado.

Después de esta primera visita, te tomarán la muestra sobre la que se realizará la PCR. Según el lugar de recogida de la toma se recomiendan unas u otras medidas. Por ejemplo, si es uretral no debes orinar las dos horas previas; si es un esputo mejor que sea a primera hora de la mañana; y si es de sangre mejor que coincida con un pico de fiebre. Pero esos detalles te los hará saber el médico antes de realizarte la prueba, así que no debes preocuparte. Si están estudiando alguna enfermedad genética normalmente te realizarán una biopsia cutánea.

Una vez que te hayan recogido la muestra a estudiar puedes llevar una vida normal. Mientras esperas los resultados no debes estar nervioso y debes mantener tu rutina. El estudio de la PCR se realiza en el laboratorio, y tú no serás consciente de ninguno de los pasos de la técnica. Para que los conozcas, los resumimos a continuación:

  1. Se extrae de la muestra recogida el ADN que contenga. Esto incluye células de tu propio cuerpo, pero también material de cualquier germen que haya.
  2. Se calienta la muestra hasta casi los 100ºC para que las dos cadenas de ADN se separen.
  3. Se añade a la muestra un cebador; esto es una secuencia de ADN sintetizada en el propio laboratorio que se une a un ADN ya conocido. Por ejemplo, si queremos detectar citomegalovirus utilizaremos un cebador específico para él.
  4. Se enfría la muestra para que el cebador se una al ADN que se estudia. Acto seguido empieza a funcionar una enzima llamada DNA-polimerasa, que duplica el ADN a estudio.
  5. Se repiten todos los pasos previos; cada vez que termine un ciclo se obtendrá una duplicación de las cadenas de ADN previas.
  6. Con el ADN amplificado ya se pueden realizar estudios genéticos de forma fácil y rápida.

Complicaciones de la PCR

Las complicaciones de la PCR son prácticamente inexistentes. Es una prueba segura que no entraña riesgos para las personas que se someten a ella. El único riesgo es aceptar resultados falsos como positivos o negativos, y tomar medidas equivocadas al respecto. La toma de la muestra no suele entrañar riesgos, excepto las propias de las biopsias según el órgano del que se tomen.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''

PUBLICIDAD