PUBLICIDAD

Traqueítis
La traqueítis, que afecta a niños pequeños y adolescentes, es una infección de la tráquea que provoca su inflamación y dificulta la respiración. Se trata de una enfermedad grave que precisa atención hospitalaria.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la traqueítis

Causas de la traqueítis

La traqueítis bacteriana de los niños se produce sobre todo por una bacteria llamada Staphylococcus aureus. Otras bacterias que pueden producir traqueítis bacteriana son el neumococo, el Streptococcus pyogenes, otros estreptococos, y Moraxella catarrhalis. Actualmente los niños pequeños se suelen vacunar contra Haemophilus influenzae, por lo que la frecuencia de esta bacteria ha disminuido como causante de traqueítis.

Hay otras bacterias que producen con menor frecuencia traqueítis bacteriana y también pueden participar varias bacterias distintas a la vez. No siempre se consigue averiguar qué germen ha causado la traqueítis, como ocurre si no se ha cogido un cultivo de forma adecuada, si ya se ha empezado a dar un tratamiento antibiótico, o si se trata de una infección vírica o por una bacteria difícil de cultivar.

La mayoría de las traqueítis bacterianas tienen lugar en otoño e invierno, porque lo más frecuente es que aparezcan durante o después de una infección respiratoria por un virus. Los virus que más se asocian a una traqueítis bacteriana infantil son los virus de la gripe (A y B), el virus respiratorio sincitial, el virus parainfluenza, el sarampión y diversos tipos de enterovirus. También el virus herpes simple se ha relacionado con la traqueítis bacteriana.

La infección vírica de la vía respiratoria altera e inflama de forma local la tráquea, haciendo que esta tenga mayor facilidad de infectarse por una bacteria. Las bacterias pueden proceder de la vía aérea superior del niño, o estar colonizando la tráquea sin haber producido problemas previos.

Otros factores que pueden predisponer a una traqueítis son la exposición a sustancias químicas en el ambiente, incluyendo la contaminación atmosférica. El tabaquismo –pasivo en el caso de los niños, activo a menudo en los adolescentes– es una forma particular de dañar la vía aérea. También el reflujo gastroesofágico puede irritar la tráquea. Ciertos estímulos alergénicos son capaces de provocar una traqueítis alérgica.

Actualizado: 22 de Octubre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD