PUBLICIDAD

Salud al día
Tripanosomiasis africana
La tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño es una enfermedad parasitaria transmitida por la mosca tsetsé en muchos países del África subsahariana. Te contamos cómo puede contraerse y qué síntomas provoca.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la tripanosomiasis africana

Trypanosoma brucei

Los animales domésticos se pueden infectar de tripanosomiasis.

Trypanosoma brucei, el principal causante de la tripanosomiasis africana humana, pertenece a un tipo de protozoos unicelulares. Hay muchos tipos distintos de Trypanosomas, aunque en los humanos, solamente produce enfermedad Trypanosoma brucei y además, Trypanosoma cruzi. T. cruzi es el parásito que causa la tripanosomiasis americana o enfermedad de Chagas. Son parásitos que se transmiten por moscas y que tienen un flagelo en un extremo.

Hay dos tipos distintos del parásito causante de la tripanosomiasis africana. Trypanosoma brucei gambiense está presente en el África occidental y central. Se ha reportado su presencia en 24 países. Sobre todo se ha descrito en la República Democrática del Congo, Angola, Sudán, República Centroafricana, República del Congo, Chad y el Norte de Uganda. Mientras que el Trypanosoma brucei rhodesiense aparece en el África oriental. Uganda es el único país donde se encuentran las dosis formas.

Los animales tanto domésticos como salvajes también se pueden afectar por distintas especias de Trypanosoma. En el ganado a la enfermedad se le llama nagana, que en zulú significa “estar alicaído”. Así, los animales infectados pueden actuar como reservorio del parásito, contribuyendo a mantener las epidemias en las zonas rurales afectadas, además de las pérdidas económicas que supone que enfermen.

La forma gambiense es una forma de evolución más lenta, por lo que también hay más tiempo para diagnosticarlo y tratarlo. Supone el 90-97% de los casos de tripanosomiasis africana. Actualmente al año se han venido reportando entre 5.000 y 10.000 casos, aunque es probable que muchos no se diagnostiquen. Las personas en riesgo de contraer la enfermedad son sobre todo los habitantes de las zonas rurales que se dedican a la agricultura, la pesca, la caza o la ganadería.

Los turistas que viajan a las zonas de riesgo de África, por ejemplo en la zona del lago Victoria, también están en riesgo de ser picados por la mosca tsetsé y de contraer la enfermedad del sueño. Por ello, siempre que se vaya a realizar un viaje a África, es conveniente acudir a una consulta de Consejo al Viajero para conocer éste y otros riesgos asociados al viaje, para poder realizar a tiempo las medidas de prevención adecuadas.

Actualizado: 27 de Julio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD