PUBLICIDAD

¿Qué es el 'efecto nocebo'?

El ‘efecto nocebo’ consiste en sufrir una serie de eventos adversos como consecuencia de expectativas negativas que nos hacen creer que un medicamento, remedio o terapia no funcionará o, incluso, nos perjudicará.
Pastillas placebo

Pastillas inocuas, una manera de comprobar el efecto placebo.

Todos hemos oído hablar del 'efecto placebo', que se refiere a un mecanismo psicológico por el que somos capaces de sentir alivio o mejoría de un trastorno, síntoma, o dolor, cuando tomamos un placebo, una sustancia ineficaz e inocua, que en realidad no tiene ninguna propiedad que permita solucionar el problema que nos aqueja, creyendo que se trata de un medicamento. Es el hecho de creer que vamos a experimentar una mejoría lo que provoca un efecto beneficioso.

¿Qué podría ser, entonces, el ‘efecto nocebo’? Su nombre ya nos da una pista, y es que se trata, justamente, de la experiencia contraria a la que proporciona el 'efecto placebo'; es decir, el ‘efecto nocebo’ consiste en sufrir una serie de eventos adversos como consecuencia de las expectativas negativas que tenemos respecto a un medicamento, remedio, terapia, e incluso un placebo, y que nos hacen creer que no funcionará o resultará perjudicial para nuestra salud. 

El miedo a una enfermedad, o a su tratamiento, pueden agravar tanto los síntomas de la patología, como los efectos secundarios de la terapia

Las expectativas de los pacientes, lo que esperan que suceda, desempeñan pues un papel fundamental en la aparición del ‘efecto placebo’ o del ‘efecto nocebo’. Así, un estudio realizado por un grupo de neurólogos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, reveló que cuando una persona cree que la medicina que toma va ser eficaz, en su cerebro se activa una región relacionada con la capacidad de experimentar un beneficio o una recompensa y segrega entonces dopamina, una sustancia que tiene un efecto analgésico.

En el lado contrario, el neurólogo alemán Magnus Heier, estudioso de la influencia que tiene el inconsciente en el ser humano y autor de un libro sobre el ‘efecto nocebo’, explica que el miedo a una enfermedad o a los tratamientos que debemos seguir para curarnos, pueden agravar tanto los síntomas de la patología, como los efectos secundarios de las terapias. Y es que el miedo es una fuente de estrés y el estrés, a su vez, puede llegar a debilitar el sistema inmunitario, volviéndonos más vulnerables a los virus y bacterias y más sensibles al dolor.

El 'efecto nocebo' y la fibromialgia

La fibromialgia, una enfermedad que se caracteriza por un dolor crónico y generalizado, que también suele ir acompañado por una intensa fatiga, trastornos del sueño, dolores de cabeza, náuseas o depresión, entre otros síntomas, es una de las patologías en las que se ha podido constatar el ‘efecto nocebo’.

Según los especialistas, los pacientes de fibromialgia sufren muchos más efectos adversos a diversos fármacos que otros enfermos y, lo que resulta más significativo, cuando son tratados con placebo -una sustancia infectiva e inocua- el número de abandonos debido a reacciones adversas también es el doble en su caso.

Si conocer los posibles efectos negativos de un fármaco o tratamiento puede inducir una reacción adversa debido a la influencia de la mente sobre el resto del organismo, se podría plantear un problema ético para los profesionales de la medicina, porque si ese conocimiento acerca de las potenciales manifestaciones de una enfermedad, o sobre los efectos secundarios que podría tener un tratamiento, desencadenan el ‘efecto nocebo’, ¿hasta que punto es conveniente entonces informar a los pacientes?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD