Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Potomanía
Escrito por Olga Díez Jambrina, bióloga
Hay gente a la que hay que recordarle a cada instante que beba más agua y se hidrate bien, y hay quien, por el contrario, peca por exceso e ingiere demasiado líquido. Algunos hasta más de ocho litros...

Diagnóstico de la potomanía

La potomanía suele ser el indicio de un trastorno psicológico que debe ser tratado en cuanto se detecte. Es habitual, además, que este desorden alimenticio esté asociado a otros trastornos del mismo espectro como la bulimia o, especialmente, la anorexia, por lo que la salud del afectado puede verse seriamente comprometida si no se interviene cuanto antes.

Los riñones son capaces de eliminar entre 600 y 840 ml/hora, por lo que no se debería superar este límite, aunque en épocas de calor o cuando se realiza deporte o mucha actividad física, las necesidades de ingesta de líquidos aumentan.

Cuando una persona ingiere más de cuatro litros de agua al día sin motivo aparente, y especialmente si supera los seis litros, debe acudir al médico sin esperar a que se presenten los síntomas descritos en el apartado anterior. Una vez descartado que exista un problema orgánico como una alteración en el hipotálamo o una diabetes mellitus, el médico derivará al paciente a la atención especializada que precise, normalmente un psicólogo, psiquiatra o nutriólogo especialista en trastornos alimentarios.

 
Actualizado: 30/07/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Rosa Calvo y Dra. Carmen Gómez

Expertas en trastornos alimentarios

“Detrás de los trastornos alimentarios hay una vulnerabilidad muy grande, y un perfil de mujer muy autoexigente consigo misma, y que siente que no da la talla”

 

5% se puede reducir el colesterol con una porción de legumbres al día

Esta disminución en el colesterol LDL (el malo) significaría, además, una reducción de un 5-6% del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Fuente: 'Centro de Nutrición Clínica y Modificación de Factores de Riesgo del Hospital St. Michael (Canadá)'

 

PUBLICIDAD