PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La apnea del sueño aumenta el riesgo de demencia

La apnea obstructiva del sueño puede limitar la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y, a la larga, reducir la capacidad cognitiva y favorecer la aparición de alteraciones en el tejido cerebral asociadas a la demencia.
Un hombre ronca mientras duerme

La apnea puede limitar el oxígeno que llega al cerebro, lo que altera el tejido cerebral

15 de Diciembre de 2014

Padecer apnea obstructiva del sueño y otros trastornos respiratorios como el enfisema del sueño, que pueden restringir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y a otros órganos, puede reducir la capacidad cognitiva a largo plazo y hacer que los afectados sean más propensos a desarrollar alteraciones en el tejido cerebral asociadas a la demencia, según un estudio publicado en Neurology.

En la investigación participaron 167 varones japoneses americanos con una media de 84 años de edad, a los que se les realizaron pruebas de sueño hasta su fallecimiento, un promedio de seis años más tarde, momento en el que se realizó la autopsia de sus cerebros para comprobar si existían microinfartos, pérdida de células cerebrales, cuerpos de Lewy (característicos de la demencia por cuerpos de Lewy), o placas asociadas a la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores observaron que en un grupo de 41 hombres que habían pasado el 13% del tiempo de sueño con niveles de oxígeno en sangre más bajos de lo normal, cuatro presentaban microinfartos en el cerebro, mientras que 14 de los 42 hombres que habían pasado entre el 72 y el 99% de la noche con bajos niveles de oxígeno en sangre tenían anormalidades que les hacían casi cuatro veces más propensos a sufrir daño cerebral.

14 de los 42 hombres que habían pasado entre el 72 y el 99% de la noche con bajos niveles de oxígeno en sangre tenían anormalidades que les hacían casi cuatro veces más propensos a sufrir daño cerebral

Los autores del estudio también encontraron una relación entre la posibilidad de perder células cerebrales y el tiempo que pasaron los voluntarios en la fase de sueño de onda lenta. Así, de los 37 varones que estuvieron menos tiempo en sueño de onda lenta, 17 sufrieron la pérdida de células cerebrales, algo que solo les sucedió a siete de los 38 hombres que pasaron la mayor parte del tiempo en el sueño de ondas lentas.

Los resultados, según ha explicado Rebecca P. Gelber, autora de la investigación, sugieren que tener bajos niveles de oxígeno en sangre y pasar poco tiempo en la fase de sueño de ondas lentas puede aumentar el riesgo de sufrir deterioro cognitivo y desarrollar demencia, y añade que serán necesarias nuevas investigaciones que determinen si evitar los bajos niveles de oxígeno en sangre durante el sueño puede disminuir el riesgo de demencia, y cómo puede el sueño de ondas lentas influir sobre la restauración de la función cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''