PUBLICIDAD

Identifican la molécula que activa la sensación de picor

Un estudio en ratones de laboratorio ha identificado una molécula involucrada en la sensación de picor que, cuando se les retira a los animales, estos no se rascan pese a ser expuestos a sustancias pruriginosas.
Mujer con sensación de picor

Incómoda sensación de picor.

Un estudio llevado a cabo con ratones de laboratorio ha permitido identificar una molécula –denominada natriurético b polipéptido (NPPB)– que está involucrada en la sensación de picor. La investigación, que se ha publicado en ‘Science’, comprobó que los ratones a los que se había retirado dicha molécula no se rascaban cuando eran expuestos a diversas sustancias que inducen prurito.

Los investigadores analizaron las funciones de un grupo de células nerviosas, o neuronas, presentes en la piel, los músculos y otros tejidos, que ayudan a controlar varias condiciones externas, como los cambios bruscos de temperatura, e identificaron diversos neurotransmisores, como NPPB, para descubrir en qué tipo de sensación intervenían.

Comprobaron que al exponer a los ratones deficientes en NPPB a sustancias que causan prurito, los animales no se rascaban, y que esta molécula era necesaria para que se iniciase la sensación de picor

Así fue como comprobaron que al exponer a los ratones deficientes en NPPB a sustancias que provocan picor, los animales no se rascaban, y que esta molécula era necesaria para que se iniciase la sensación de picor.

Los científicos localizaron entonces al receptor de las moléculas NPPB en el asta dorsal, un punto de la columna vertebral desde donde las señales sensoriales procedentes de las zonas periféricas del cuerpo se dirigen al cerebro. Este receptor de NPPB, según los autores del trabajo, es la proteína NPRA y, al retirarla –ha explicado Mark Hoon, uno de los investigadores principales–, observaron que se producía un ‘cortocircuito en la sensación de picor’, aunque no tuvo ningún efecto sobre otras sensaciones sensoriales como el tacto, la temperatura o el dolor.

Hoon afirma que la investigación ha permitido identificar las neuronas que inician el picor en los ratones, y que ahora habría que encontrar un biocircuito similar en los seres humanos para poder analizarlo y descubrir el mismo tipo de moléculas, para comprobar si pueden ser eliminadas para evitar la picazón que causan patologías como el eccema o la psoriasis, pero sin que se produzcan efectos secundarios indeseados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

23%
de los hombres y 12% de las mujeres entre 18 y 65 años en España tienen hipertrigliceridemia
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML)''

PUBLICIDAD