PUBLICIDAD

Salud al día
Sensibilidad química múltiple
La sensibilidad química múltiple es una entidad discutida aún por la medicina, que consiste en la aparición de ciertos síntomas cuando el afectado se expone a estímulos ambientales considerados inocuos.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Qué es la sensibilidad química múltiple

Mujer con problemas de sensibilidad química múltiple

La sensibilidad química múltiple (SQM), también denominada intolerancia ambiental idiopática, consiste en un síndrome de sensibilización central en el que ante la exposición a unas dosis consideradas muy inferiores a las habitualmente tóxicas a diversos tipos de estímulos ambientales –químicos, o no–, se produce una gran variedad de síntomas que suelen desaparecer, pero no siempre, cuando cesa el estímulo.

Los criterios para considerar que una persona tiene sensibilidad química múltiple son:

  • Es una patología crónica.
  • Las manifestaciones reaparecen con cada nueva exposición al agente.
  • Los síntomas se experimentan frente a exposiciones a muy baja intensidad o concentración.
  • Las manifestaciones de sensibilidad disminuyen o desaparecen al interrumpirse el estímulo que las ha desencadenado.
  • La misma reacción se produce al exponerse a productos diferentes, que no guardan relación entre sí.
  • Los síntomas afectan a varios aparatos y sistemas del organismo.

La SQM, que solamente se ha descrito en países desarrollados, es mucho más frecuente en mujeres, con inicio habitualmente entre los 30 y los 50 años. Curiosamente, las personas solteras tienen con mucha menor frecuencia SQM que las casadas. En un estudio realizado en EE.UU., los hispanos tenían una mayor probabilidad de ser diagnosticados de sensibilidad química múltiple. El nivel de educación, el empleo y la renta parece que no influyen en la aparición de este problema.

La sensibilidad química múltiple tiene un reconocimiento desigual como entidad nosológica por parte de diversas organizaciones y naciones. La OMS no la reconoce como una enfermedad, ni tampoco la Asociación Médica Americana. Sin embargo, en España, por ejemplo, la SQM entró en la clasificación internacional de enfermedades (el CIE) en enero de 2014, por lo que tiene entidad propia a día de hoy en este país.

No se han realizado muchos estudios para saber qué porcentaje de la población está afectada. En un estudio alemán, un 9% de la población afirmaba tener sensibilidad química, y un 0,5% tenía un diagnóstico médico de SQM. En algunos estudios llevados a cabo en EE.UU. se han encontrado tasas de sensibilidad química del 13 al 33%, con diagnóstico médico de SQM en el 3-6% de la población.

Actualizado: 24 de Julio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD