PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

30 minutos de ejercicio al día alivian los síntomas del asma

Los asmáticos que practican ejercicio físico a intensidad moderada durante 30 minutos diarios tienen más del doble de probabilidades de mantener bien controlados los síntomas del asma, según un estudio realizado en Canadá.
Una mujer ofrece el inhalador a su hijo antes de que esté monte en bicicleta

Para prevenir el asma inducido por el ejercicio se puede tomar un fármaco antes de la actividad física.

13 de Octubre de 2015

Practicar ejercicio físico moderado durante 30 minutos cada día puede reducir los síntomas del asma, según revela un estudio realizado en Canadá. De hecho, los resultados de esta investigación demuestran que las personas asmáticas que realizan deporte diariamente tienen 2,5 más probabilidades de mantener controlados dichos síntomas en comparación con los pacientes que no hacen ejercicio.

Actividades como caminar, hacer yoga, o montar en bicicleta, a intensidad moderada, durante 30 minutos al día, pueden reducir significativamente los síntomas de asma

En la investigación, que se ha publicado en BMJ Open Respiratory Research, participaron 643 personas diagnosticadas de asma, cuyos hábitos de actividad física fueron analizados por los investigadores de la Universidad de Concordia, del Hospital du Sacré-Coeur de Montreal y otros centros. Los expertos estiman que el 40% de los asmáticos son sedentarios y, de hecho, 245 de los participantes en el estudio admitieron no hacer ninguna actividad física, y solo 100 dedicaban al ejercicio 30 minutos diarios.

A pesar de que los síntomas de asma pueden agravarse al practicar ejercicio físico y, por este motivo, se suele recomendar a los asmáticos que tengan cuidado con la actividad física porque les podría causar dificultades respiratorias y ataques, el autor principal del estudio, Simon Bacon, ha explicado que determinadas actividades realizadas a intensidad moderada como caminar, hacer yoga o montar en bicicleta, durante 30 minutos al día, pueden tener un impacto muy positivo y reducir significativamente la sintomatología de la enfermedad.

Este especialista afirma que para prevenir el broncoespasmo inducido por el ejercicio se pueden adoptar precauciones como tomar un fármaco especializado antes de la actividad física, y descansar o refrescarse posteriormente. Y añade que es importante que estos pacientes se mantengan activos también durante el invierno, acudiendo por ejemplo a un gimnasio para no exponerse al aire frío (otro de los desencadenantes de los ataques de asma), ya que el estudio mostró que las personas que fueron constantes en la práctica de ejercicio durante todo el año fueron los que más se beneficiaron.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''