PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Practicar ejercicio beneficia a los pacientes de cáncer

Los pacientes de cáncer suelen sentir un cansancio excesivo, sin embargo, los especialistas afirman que la práctica de ejercicio aeróbico (caminar, nadar, montar en bici) puede disminuir esa sensación de fatiga.
Practicar ejercicio beneficia a los pacientes de cáncer

El ejercicio aeróbico puede mejorar la sensación de fatiga de los pacientes con cáncer.

15 de Noviembre de 2012

Los pacientes de cáncer suelen sentir un cansancio excesivo, que se puede prolongar durante meses o años y, por ello, antes era frecuente que se recomendase a estos pacientes reposo. Sin embargo, los especialistas han investigado sobre los beneficios que la actividad física puede reportar a las personas afectadas por esta enfermedad, y han llegado a la conclusión de que la práctica de ejercicio aeróbico (caminar, nadar, montar en bicicleta…) puede disminuir la sensación de fatiga en estos pacientes, e incluso aumentar su esperanza de vida.

Para confirmar esta teoría, un grupo de investigadores ha revisado una muestra con más de 50 estudios que evaluaban los beneficios que aporta la realización de ejercicio físico a las personas afectadas por cáncer, durante y después de las terapias empleadas para combatir la enfermedad, y han llegado a la conclusión de que efectivamente mejora la calidad de vida y el pronóstico de estos pacientes.

Los pacientes con cáncer de mama y cáncer de próstata fueron los que se encontraron mejor tras realizar ejercicio físico

Según los autores de la investigación, que se acaba de publicar en la ‘Cochrane Database of Systematic Reviews’, los que se encontraron mejor tras la actividad física fueron las personas que padecían cáncer de mama y cáncer de próstata, mientras que los que menos parecieron beneficiarse con el ejercicio fueron aquellos que sufrían enfermedades hematológicas.

Los expertos explican que lo ideal es un mínimo de 30 minutos diarios de actividad física moderada, siempre de acuerdo a las capacidades y características del paciente, y que incluso se puede dividir en tres periodos de 10 minutos cada uno. Es importante, pues, que los oncólogos conozcan los beneficios que puede aportar el ejercicio, para que puedan recomendarlo en cuanto el paciente se encuentre en condiciones de realizar una actividad moderada de forma regular, ya que contribuye a que tolere mejor los tratamientos y se encuentre mejor tanto física como psicológicamente.

Los científicos que han elaborado el metaanálisis admiten que es necesario realizar nuevos ensayos para evaluar los efectos del ejercicio a largo plazo, y comprobar la cantidad y tipo de ejercicio más adecuado para cada paciente y tipo de tumor.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD