PUBLICIDAD

Mascotas
Dieta BARF para perros y gatos
Conoce los secretos de la dieta BARF o ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) para perros y gatos, los pros y contras de este tipo de alimentación para tu mascota, y cómo ponerla en práctica.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Pros y contras de la Dieta BARF para mascotas

Pros y contras de la Dieta BARF para mascotas

La dieta BARF tiene un beneficio más a nivel psicológico para los animales.

La dieta BARF (Biologically Appropriate Raw Food) o ACBA (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados) parece una forma mucho más saludable de alimentar a los animales domésticos, ya sean gatos o perros, por lo que, aunque pueda obligarnos a una mayor planificación de nuestro tiempo que abrir un paquete de pienso, puede compensarnos a todos a largo plazo.

Según Mónica González, especialista en Raw Dog Food Nutrition, lo más beneficioso de hacer el cambio a esta dieta es que inmediatamente observaremos que la salud del animal mejora: “es igual que la diferencia que observaríamos en nosotros si pasamos de una dieta diaria de comida rápida o comida chatarra a una dieta basada en ingredientes frescos y naturales. Mejora el estado de la piel, la masa muscular, el sistema inmune, las articulaciones, la flora bacteriana y el sistema digestivo, o la salud dental, entre otros”

González apunta un beneficio más a nivel psicológico para los animales, ya que incluso ha podido observar cómo el hecho de comer un alimento adecuado “y con una consistencia adecuada”, promueve la liberación de endorfinas y perros y gatos son más felices. “Si sumamos a esto que no tenemos picos de insulina generados por alimentos altos en carbohidratos, vemos que esta dieta contribuye positivamente a su salud mental”, añade.

La experta sólo encuentra un pero a este tipo de dieta para mascotas, aunque es algo que nos afecta más a los humanos que a los animales: el hecho de tener que hacer la compra y preparar paquetitos diarios. “Mucha gente piensa que la preparación de esta dieta le llevará horas y horas. Aunque es cierto que hay que dedicarle un poco más de tiempo que el que se tarda en servir desde un saco de pienso, en un plazo muy breve y a medida que ganamos experiencia, la preparación no nos llevará más de una hora a la semana. También es cierto que requiere aprender las nociones básicas de alimentación, y a algunas personas les genera miedo o pereza, pero es mucho más sencillo de lo que creemos”. 

En cuanto a si se trata de una alimentación más cara que aquella que se basa en piensos industriales, dependerá mucho del pienso que hayamos estado usando, pero también de las ofertas que podamos conseguir para adquirir comida natural. “Yo me gasto mucho menos en tres perros grandes que comprando un pienso de calidad, además de que mis perros no pisan el veterinario a no ser que sea por controles rutinarios o accidentes, que nada tienen que ver con la alimentación”, explica Verónica Vicent Cruz, autora del libro 'Dieta Barf para perros' y asesora nutricional en Naturzoo, que además de ser una gran experta, vive este tipo de alimentación de primera mano. 

Para Mónica González el ahorro en cuentas de veterinarios y alimentación también es una realidad, y compensa a la larga, tanto a nivel económico, como emocional. En veterinario, porque el animal no pierde la salud. En alimentación porque “una vez que aprendemos a comprar, esta dieta puede ser más económica que la alimentación con piensos llamados súper premium”.

Actualizado: 18 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD