PUBLICIDAD

Mascotas
Dieta BARF para perros y gatos
Conoce los secretos de la dieta BARF o ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada) para perros y gatos, los pros y contras de este tipo de alimentación para tu mascota, y cómo ponerla en práctica.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Qué es la Dieta BARF o ACBA para mascotas

Dieta BARF para perros y gatos

En la dieta BARF se deben evitar los piensos y productos industriales.

Al igual que los humanos no nos alimentamos continuamente de comida basura, o al menos no deberíamos hacerlo, tampoco deberían consumirla los animales que cuidamos a través de productos altamente procesados como piensos, latas, o premios de tipo industrial. Ese es el deseo de quienes han introducido la alimentación BARF o dieta ACBA en la vida de sus mascotas: que coman mejor para que gocen de una mejor salud y de una vida más feliz.

Alimentos frescos en crudo, de origen animal y vegetal, y evitar en todo momento los piensos y productos industriales, son las claves de un tipo de alimentación que busca mejorar la salud de perros, gatos y otros animales domésticos.

En qué consiste la Dieta BARF para perros y gatos

Biologically Appropriate Raw Food son las palabras que se esconden tras el acrónimo BARF –ACBA, Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados, en castellano–, y que viene a definir a la forma de alimentar a perros y gatos a través de una dieta compuesta en su mayoría por alimentos crudos (carne y huesos principalmente), libre de piensos o productos procesados industriales.

Para Verónica Vicent Cruz, autora del libro 'Dieta Barf para perros' y asesora nutricional en Naturzoo, se trata de la forma más natural y correcta de alimentar a los animales: “es una alimentación basada en la premisa de que todos son carnívoros, ya sean estrictos (como gatos y hurones) o no, y que su dieta debe ser basada en la carne (incluido huesos carnosos y vísceras), y en el caso de los perros y erizos de la casa, un pequeño porcentaje de vegetal”.

Lo más importante para la experta es que a través de este tipo de alimentación se eliminan por completo los piensos y demás productos industriales destinados a la nutrición de animales que, en su opinión, “son una forma de alimentar muy cómoda para sus cuidadores, pero totalmente errónea”, y que da lugar a “infinidad de enfermedades que antes de la llegada de estos productos los animales domésticos no tenían”, o afectaban a porcentajes de población mucho menores.

Según Mónica González, especialista en Raw Dog Food Nutrition y traductora del libro 'La dieta BARF' del Dr. Ian Billinghurst, la esencia de este tipo de alimentación se encuentra en el hecho de alimentar a perros y gatos con alimentos lo más parecidos a aquellos para los que han sido diseñados por la naturaleza. “Las claves de esta alimentación son muy sencillas y se basan en el conocimiento de cuál es el tipo de alimento más adecuado para la fisiología y la anatomía de perros y gatos. Los animales necesitan diferentes tipos de alimento dependiendo de estos factores. Por ejemplo, un herbívoro tiene una anatomía y fisiología preparada y optimizada para digerir materia vegetal, mientras que un carnívoro tiene una anatomía y fisiología preparada y optimizada para digerir componentes animales (carne, huesos, cartílago, tendones, vísceras…)”, explica a Webconsultas.

Para poner en práctica la dieta BARF es fundamental disponer de información de calidad. Por suerte, en la actualidad la tecnología facilita mucho las cosas en este sentido, ya que en la red encontramos interesantes webs con contenidos sobre este tipo de alimentación, pero también a numerosos expertos que divulgan datos sobre ella y ofrecen asesoramiento.

Verónica Vicent incide en que es importante conocer ciertos aspectos, como las normas que se deben respetar para dar huesos carnosos –el principal miedo y la mayor queja de los veterinarios–, que por desconocimiento asumen que es lo mismo un hueso cocinado o de la basura que un hueso carnoso. “Nada más lejos de la realidad, respetando las normas de que sea un hueso rodeado de carne, siempre crudo y adaptado a cada animal, no debe haber más problemas que comiendo cualquier otra cosa”, argumenta. 

Actualizado: 18 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD