PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El ejercicio reduce el riesgo de diabetes gestacional en obesas

Las mujeres embarazadas con obesidad pueden reducir su riesgo a desarrollar diabetes gestacional y otras complicaciones del embarazo realizando ejercicio regularmente a intensidad moderada.
Una mujer con sobrepeso practica ejercicio al aire libre

Además de diabetes gestacional, las mujeres obesas tienen más riesgo de padecer otras complicaciones del embarazo, como hipertensión, ganancia excesiva de peso, o preeclampsia.

05 de Agosto de 2016

Las embarazadas que sufren obesidad pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional si realizan ejercicio durante la gestación, según ha revelado un estudio de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega (NTNU), en el que participaron 91 pacientes.

Además de la diabetes gestacional, las mujeres obesas tienen más probabilidades de padecer otras complicaciones del embarazo, como hipertensión arterial, una ganancia excesiva de peso, o preeclampsia. Y también multiplican su riesgo de dar a luz mediante cesárea y de que su bebé presente un tamaño mayor de lo normal.

Solo dos de las mujeres obesas que practicaron ejercicio durante el embarazo desarrollaron diabetes gestacional, en comparación con nueve del grupo control

Las participantes fueron divididas en dos grupos, uno de los cuales realizó ejercicio, mientras que las del otro grupo actuaron como control. El programa consistió en tres sesiones semanales de 60 minutos cada una, 35 de los cuales dedicaban a caminar a intensidad moderada en la cinta de correr, y los 25 restantes a entrenamiento de fuerza. Los resultados mostraron que solo dos de las mujeres que practicaron ejercicio desarrollaron diabetes gestacional, en comparación con nueve del grupo control. Además, las que se mantuvieron activas físicamente registraron una menor presión arterial al final del embarazo.

Como ha explicado el Dr. Trino Moholdt, autor principal de la nueva investigación, que se ha publicado en Plos Medicine, las implicaciones negativas que puede tener la obesidad de la gestante sobre la salud, tanto de la madre, como de su futuro hijo, continúan a largo plazo, por lo que es aconsejable que todas las mujeres, salvo que exista alguna contraindicación médica que lo impida, practiquen ejercicio regularmente durante el embarazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD