Inyecciones de esteroides para artritis de rodilla la pueden agravar

Las inyecciones de corcosteroides para aliviar el dolor de la osteoartritis de rodilla se asocian con un empeoramiento de la artrosis, mientras que las de ácido hialurónico pueden ralentizar su progresión y reducir los síntomas.
Escrito por: Eva Salabert

30/11/2022

Médico inyectando esteroides en una rodilla con artritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis, una enfermedad degenerativa crónica. Es habitual utilizar inyecciones de corticosteroides para aliviar el dolor que sufren los pacientes con osteoartritis de rodilla, sin embargo, estos fármacos podrían tener efectos adversos a largo plazo, ya que dos nuevos estudios han comprobado que se asocian con la progresión de la enfermedad. Sus resultados se han presentado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA).

PUBLICIDAD

Para llevar a cabo ambos estudios, sus autores seleccionaron cohortes de la Iniciativa sobre la osteoartritis, un estudio observacional que cuenta con casi 5.000 participantes con osteoartritis de rodilla a los que se lleva siguiendo desde hace 14 años. El primero de los trabajos ha sido realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco con 210 participantes de la Iniciativa de Osteoartritis, 70 de los cuales recibieron inyecciones intraarticulares y 140 que no las recibieron (grupo de control), durante un período de dos años. Los participantes fueron emparejados en función de su sexo, edad, IMC (índice de masa corporal), puntuaciones de dolor y actividad física y gravedad de la enfermedad.

A 44 de los 70 pacientes que recibieron inyecciones les inyectaron corticosteroides, y a 26 se les inyectó ácido hialurónico. A todos los pacientes les realizaron una resonancia magnética en el momento de la inyección y al cabo de dos años, y los resultados de las pruebas se evaluaron empleando la puntuación de resonancia magnética de órganos completos (WORMS), un sistema de clasificación para la osteoartritis de rodilla que se enfoca en el menisco, las lesiones de la médula ósea, el cartílago, el derrame articular y los ligamentos.

PUBLICIDAD

“Los resultados sugieren que las inyecciones de ácido hialurónico deben explorarse más a fondo para el tratamiento de los síntomas de la artrosis de rodilla”

Para determinar la progresión de la osteoartritis los compararon las puntuaciones de las imágenes de las exploraciones iniciales y las exploraciones de seguimiento a los dos años. “Esta es la primera comparación directa de las inyecciones de corticosteroides y ácido hialurónico utilizando la evaluación semicuantitativa de órganos completos de la rodilla con resonancia magnética”, ha declarado la Dra. Upasana Upadhyay Bharadwaj, investigadora del Departamento de Radiología de la Universidad de California, San Francisco.

Corticosteroides versus ácido hialurónico para la artritis de rodilla

El análisis estadístico reveló que las inyecciones de corticosteroides en la rodilla se asociaron de forma significativa con la progresión general de la osteoartritis en la rodilla, concretamente en el menisco lateral, el cartílago lateral y el cartílago medial. Por el contrario, no se encontró una asociación significativa entre las inyecciones de ácido hialurónico en la rodilla y la progresión de la osteoartritis en la misma. Además, el grupo al que se administró inyecciones de ácido hialurónico mostró una progresión disminuida de la artrosis, específicamente en las lesiones de la médula ósea, en comparación con el grupo de control que no recibió el tratamiento.

PUBLICIDAD

“Si bien se informa que las inyecciones de corticosteroides y ácido hialurónico ayudan a aliviar el dolor sintomático de la osteoartritis de rodilla, nuestros resultados muestran de manera concluyente que los corticosteroides están asociados con una progresión significativa de la osteoartritis de rodilla hasta dos años después de la inyección y deben administrarse con precaución”, ha afirmado la Dra. Upadhyay Bharadwaj. “El ácido hialurónico, por otro lado, puede ralentizar la progresión de la artrosis de rodilla y aliviar los efectos a largo plazo al tiempo que ofrece un alivio sintomático”.

El segundo estudio fue realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Chicago de la Universidad de Medicina y Ciencias Rosalind Franklin que se centraron en un estudio de casos y controles para comparar la progresión radiográfica de la osteoartritis en pacientes que recibieron inyecciones de corticosteroides y ácido hialurónico. “Si bien estas inyecciones brindan a algunos pacientes un alivio del dolor a corto plazo, se desconocen los efectos de las inyecciones sobre la progresión de la enfermedad”, señaló el investigador y estudiante de medicina Azad Darbandi.

PUBLICIDAD

Su equipo seleccionó una cohorte de 150 pacientes con características iniciales similares de la base de datos de la Iniciativa de osteoartritis, incluyendo 50 pacientes que recibieron inyecciones de corticosteroides, 50 que recibieron inyecciones de ácido hialurónico y 50 que no recibieron inyecciones, durante un período de 36 meses. Los participantes fueron emparejados por sexo, IMC (índice de masa corporal) y resultados de rayos X.

Se tomaron imágenes de rayos X de la rodilla de los participantes al inicio del estudio y dos años después, y los investigadores analizaron dichas imágenes, incluido el estrechamiento del espacio articular, la formación de espolones óseos y el engrosamiento óseo alrededor del cartílago de la rodilla. Encontraron así que los pacientes inyectados con corticosteroides tuvieron una progresión significativamente mayor de la osteoartritis, incluido el estrechamiento del espacio articular medial, un sello distintivo de la enfermedad, en comparación con los pacientes que recibieron una inyección de ácido hialurónico o con aquellos a los que no se administró ningún tratamiento.

PUBLICIDAD

“Aunque los resultados de las imágenes para todos los pacientes fueron similares al inicio, las características de la osteoartritis en las imágenes fueron peores dos años después en los pacientes que recibieron inyecciones de corticosteroides en comparación con los pacientes que recibieron inyecciones de ácido hialurónico o ningún tratamiento”, concluye Darbandi. “Los resultados sugieren que las inyecciones de ácido hialurónico deben explorarse más a fondo para el tratamiento de los síntomas de la artrosis de rodilla y que las inyecciones de esteroides deben utilizarse con más precaución”.

Actualizado: 1 de diciembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD