Sanidad suspende la vacunación con AstraZeneca en menores de 60 años

España acuerda suspender temporalmente la vacunación con AstraZeneca a menores de 60 años y destinará el fármaco a personas de entre 60 y 69 años, después de que la EMA hallase “posibles vínculos” con casos de trombos.
Escrito por: Eva Salabert

08/04/2021

AstraZeneca suspendida en menores de 60

La relación entre la vacuna de AstraZeneca y la aparición de trombos inusuales que ha encontrado la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha llevado a España a revisar nuevamente la estrategia de inmunización que se había adoptado para administrar este fármaco. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que se encuentran representadas todas las comunidades y ciudades autónomas, y el Ministerio de Sanidad han aprobado por mayoría la suspensión temporal de la administración de esta vacuna a la población menor de 60 años, tras la propuesta planteada por la Ponencia de Vacunas y a raíz de la decisión del PRAC 07 de abril de 2021.

Asimismo, ha aprobado, por amplia mayoría, poner la vacuna de AstraZeneca a las personas que tengan a partir de 60 años; en concreto, entre 60 y 69 años. Actualmente los menores de esta edad a los que se estaba vacunando con Vaxzevria (antes conocida como AstraZeneca) eran sobre todo profesionales considerados esenciales, como profesores o policías, y se ha decidido también paralizar sine die la vacunación a los menores de 60 años, lo que afecta sobre todo a los grupos esenciales.

Las personas de entre 66 y 69 años también recibirán la vacuna de AstraZeneca, que este miércoles se suspendió en personas menores de 60 años y se limitó a las de entre 60 y 65. En menos de un día, Sanidad ha establecido dos tramos de edad diferentes a los que administrar AstraZeneca; primero fue a los de entre 60 y 65 años, y después lo amplió a los de 69 años, aunque a la población de entre 66 y 69 se les podrá administrar también Pfizer Moderna o Janssen en el caso de que estén disponibles en sus respectivas comunidades autónomas. De esta forma, la población de entre 66 y 69 años es ahora mismo la que más vacunas puede tener a su alcance.

La mayoría de trombos, detectados en mujeres menores de 60

La mayoría de los casos de trombos que se han detectado hasta ahora en relación con la vacuna de AstraZeneca se han dado en mujeres menores de 60 años, por ello, y a pesar de que la EMA ha concluido que los beneficios de este fármaco son mayores que sus riesgos y no ha llegado a fijar una limitación de edad al no haber sido capaz de determinar factores de riesgo específicos, el Ministerio de Sanidad español, tras reunirse con sus homólogos europeos, ha propuesto limitar su empleo en este grupo de edad siguiendo el “principio de precaución”.

La EMA ha concluido que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca son mayores que sus riesgos y no ha fijado una limitación de edad, ni ha determinado los factores de riesgo específicos

La EMA ha apoyado en todo momento la vacunación con AstraZeneca y no ha llegado a recomendar que se paralizara su uso, pero a mediados de marzo se detectaron en Europa varios casos de trombosis en personas que acababan de recibir la vacuna, por lo que varios países europeos cesaron su administración temporalmente. En concreto, y tras administrar la vacuna a 34 millones de personas, en la Unión Europea y Reino Unido se han detectado 169 casos de trombosis cerebrales venosas y 53 de trombosis en el abdomen.

El primer análisis de la EMA concluyó que la vacuna era “segura y efectiva”, pero que no era posible descartar el vínculo causal entre el fármaco y los episodios trombóticos. Tras esta declaración, España, como la mayoría de los países de la UE volvieron a administrar la vacuna, pero otros como Alemania o Países Bajos tomaron la decisión de limitar su uso a los mayores de 60 años. España, por su parte, decidió que se usaría para vacunar a los menores de 65 años, y sin poner límite de edad en el caso de los trabajadores esenciales.

Este miércoles, sin embargo, la EMA ha respaldado otra vez la seguridad y eficacia de la vacuna aunque ha solicitado que se incluya en su ficha técnica a los coágulos de sangre como “efectos secundarios muy raros”. Otros países han restringido su uso por edades; así, Reino Unido ha recomendado que el fármaco no se administre a menores de 30 años e Italia ha anunciado que administrará la segunda dosis a quien ya recibió la primera, pero en el resto de los casos la vacunación con AstraZeneca se concentrará en los mayores de 60.

Qué ocurrirá con la segunda dosis de las personas ya vacunadas con AstraZeneca

En España, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha propuesto a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial que España deje de vacunar con AstraZeneca a los menores de 60 años. La mayoría de las dosis del fármaco administradas –2,1 millones­– se habían destinado a trabajadores esenciales, como los profesores, aunque se había empezado a vacunar también a la población general de entre 60 y 65 años.

La ministra Darias ha afirmado que próximamente se decidirá cómo actuar en los casos en los que el inmunizado sea menor de 60 años

Otros profesionales sanitarios y sociosanitarios que todavía no habían sido vacunados también han recibido esta vacuna, como es el caso de aquellos que trabajan en consultas médicas privadas, medicina legal y forense, ayuda a domicilios, fisioterapeutas, personal de oficinas de farmacia, de servicios de inspección sanitaria, etcétera.

Como muchas de estas personas ya han recibido una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca (2.154.675), Darias ha afirmado que próximamente se decidirá cómo actuar en los casos en los que el inmunizado sea menor de 60 años. La ministra ha explicado en rueda de prensa desde La Moncloa que están evaluando dos posibles opciones y que de acuerdo a la evidencia científica disponible hasta ahora se podría; o bien administrarles una segunda dosis con otra vacuna, o no inyectar la segunda dosis por considerar que los niveles de eficacia que se alcanzan con la primera son del 70%.

“La decisión del Consejo Interterritorial no es congruente con la recomendación de la EMA y de la OMS de que los beneficios superan con creces a los riesgos”

Frenar la administración de esta vacuna o restringirla a solo un determinado grupo de edad, no solo genera dudas y alarma entre la población, sino que también puede ralentizar la campaña de vacunación e impedir que se consigan los objetivos de inmunización perseguidos, tal y como ha explicado Daniel López-Acuña, exdirector de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Me cuesta trabajo entender esta decisión. No considero que tenga fundamento epidemiológico ni lógica de salud pública. Yo habría ampliado el uso a mayores de 65. No veo ninguna razón para no vacunar a los hombres menores de 60 años. La decisión del Consejo Interterritorial no es congruente con la recomendación de la EMA y de la OMS de que los beneficios superan con creces a los riesgos”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD