PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Nuevos avances en cirugía de cabeza y cuello reducen riesgos y dolor

Nuevas técnicas en cirugía de cabeza y cuello, más avanzadas y mínimamente invasivas, permiten reducir las complicaciones durante la intervención, y efectos secundarios como problemas de voz y deglución.
Persona con un posible cáncer de laringe

En las técnicas quirúrgicas se busca que sean poco invasivas y tengan las mínimas secuelas.

17 de Noviembre de 2017

Las técnicas de cirugía de cabeza y cuello han avanzado significativamente en los últimos años, incorporando la aplicación de nuevas tecnológicas y métodos de intervención mínimamente invasivos, que han permitido que los otorrinolaringólogos realicen procedimientos complejos en la zona de cabeza y cuello de los pacientes a través de orificios naturales o pequeñas incisiones, con el mínimo daño y secuelas para estos, según ha explicado el Dr. Pablo Parente, presidente de la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC, en el marco del 68 Congreso de esta sociedad.

Algunos de los factores que afectan negativamente a la calidad de vida de los pacientes que se han sometido a cirugía por cáncer de orofaringe, por ejemplo, son los problemas en la voz y la deglución, pero gracias a técnicas como la cirugía robótica transoral (TORS), que aporta una gran ayuda al cirujano mediante un robot que proporciona imágenes en 3D para extirpar los tumores de garganta, esas complicaciones se han reducido mucho.

Otra novedad para abordar quirúrgicamente esta neoplasia es la Cirugía Endoscópica Transoral Ultrasónica (TOUSS), desarrollada por el otorrinolaringólogo español Mario Fernández, secretario general de la SEORL-CCC, y que tiene las mismas ventajas que la robótica pero resulta menos costosa y más accesible, y que emplea visión endoscópica y un bisturí ultrasónico, con los que se pueden extirpar a través de la boca tumores avanzados, y hasta la laringe completa sin necesidad de hacerlo por el cuello.

Con la Cirugía Endoscópica Transoral Ultrasónica (TOUSS) se pueden extirpar a través de la boca tumores avanzados, y hasta la laringe completa, sin necesidad de hacerlo por el cuello

Monitorización del nervio laríngeo en la cirugía de tiroides

En el Congreso también se presentó un consenso para la monitorización del nervio laríngeo durante la cirugía de tiroides, con el objetivo de determinar los puntos clave que deben tener en cuenta los cirujanos para reducir el riesgo de que las personas operadas de bocio o cáncer de tiroides pierdan la voz. Así, y según los resultados de un reciente estudio publicado en Molecular and Clinical Oncology, utilizar un sistema de monitoreo del nervio laríngeo puede ayudar al normal funcionamiento de la cuerda vocal en los pacientes sometidos a cirugía tiroidea.

Mejoras en el tratamiento de patologías en las glándulas salivales

En el caso de las glándulas salivales la principal novedad es el uso de la sialendoscopia, un endoscopio de tamaño reducido que puede detectar patologías que antes podían pasar desapercibidas, y que permite llevar a cabo procedimientos mínimamente invasivos que conllevan menos riesgos y complicaciones para los pacientes y que en muchos casos, además, puede evitar que se tenga que extirpar por completo la glándula salival. De hecho, una investigación publicada en Otolaryngology Head and Neck Surgery, ha comprobado que esta técnica es tan eficaz que alcanza una tasa de preservación de la glándula del 91%, sin necesidad de realizar procedimientos adicionales.

Las técnicas trasorales, que consisten en intervenir al paciente a través de la boca, también se utilizan para tratar los tumores que afectan a las glándulas salivales, y el Dr. Pablo Parente, presidente de la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC, añade que también se emplea la técnica RAHI, en la que se realiza una incisión en la línea del pelo y se diseca la piel para llegar a la glándula; y la MIVAS, en la que se hace una incisión de solo un centímetro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD