Una simple prueba de orina puede detectar el cáncer de útero

Una nueva técnica para diagnosticar el cáncer de útero, que se basa en analizar muestras de orina o de la vagina que pueden ser recogidas por la propia paciente en casa, demuestra una gran eficacia para detectar esta enfermedad.
Escrito por: Eva Salabert

15/02/2021

Una prueba de orina puede detectar el cáncer de útero

La prueba que se realiza para diagnosticar el cáncer de útero puede ser muy molesta e incluso dolorosa, ya que se utiliza un colposcopio para examinar el interior del útero y se toma una biopsia del tejido. Este procedimiento se tiene que repetir hasta en un 31% de los casos porque se producen dificultades técnicas, o la paciente experimenta mucho dolor. Además, también las mujeres que no tienen la enfermedad se someten a la prueba cuando hay sospechas y es necesario descartarlo, lo que supone elevados gastos para la sanidad pública. Por ello es tan importante descubrir otras formas de diagnosticar este tipo de cáncer.

Ahora, investigadores de la Universidad de Mánchester (Reino Unido) han desarrollado una herramienta mucho menos invasiva –un simple análisis de orina– con la que han logrado detectarlo. Su método está basado en la recogida de orina o secreciones vaginales, que se podría realizar incluso en el domicilio por la propia paciente, y se ha probado en 216 mujeres, de las que 103 sabían o sospechaban que tenían cáncer de útero, y 113 presentaban una hemorragia posmenopáusica de origen desconocido.

El nuevo método diagnosticó correctamente al 91,7% de las mujeres con cáncer de endometrio e identificó como negativas al 88,9% de las que no lo padecían

Los resultados del estudio revelaron que con este método se diagnosticó correctamente al 91,7% de las mujeres que padecían cáncer de endometrio (tejido que recubre el interior del útero) o cáncer del cuerpo del útero –una neoplasia diferente al cáncer de cuello uterino que se detecta con una citología. La eficacia de la prueba también fue elevada en las mujeres que no tenían cáncer de endometrio, ya que diagnosticó como negativas al 88,9% de las mismas.

La investigación se ha publicado en Nature Communications y ha sido dirigida por la profesora Emma Crosbie investigadora de la Universidad de Manchester experta en oncología ginecológica, que ha afirmado en un comunicado que los resultados que han obtenido “demuestran que las células cancerosas del útero pueden detectarse en muestras de orina y vagina utilizando un microscopio”, y que esta técnica se podría utilizar para identificar a las mujeres “sospechosas de padecer cáncer de útero” y que sean examinadas en profundidad si la prueba es positiva, mientras que aquellas en las que el resultado sea negativo no neceistarían “someterse a procedimientos desagradables, invasivos, que provoquen ansiedad y son costosos”.

Diagnóstico precoz del cáncer de útero

El cáncer de endometrio es el sexto cáncer más frecuente en las mujeres, y se estima que en 2018 se diagnosticaron 382.000 nuevos casos y se produjeron 89.900 muertes por su causa. La mayoría de las afectadas son diagnosticadas y tratadas a tiempo después de que se manifiesten los primeros síntomas–entre los que se incluye la aparición de hemorragias tras la menopausia–, pero el 20% de las pacientes a las que se diagnostica en una fase avanzada solo tienen un 15% de posibilidades de sobrevivir más de cinco años.

“Las células cancerosas del útero pueden detectarse en muestras de orina y vagina utilizando un microscopio”

La profesora Crosbie ha afirmado que "se necesitan con urgencia nuevas estrategias para facilitar el diagnóstico temprano del cáncer de útero para permitir la histerectomía curativa para las mujeres que presentan una enfermedad biológicamente agresiva”. Y en opinión de todos los autores del estudio la “nueva prueba podría ofrecer una solución simple, aceptable y fácil de administrar que podría usarse en la atención primaria como una herramienta de clasificación para mujeres con sospecha de cáncer de útero".

Crosbie ha querido advertir, sin embargo, que aunque los hallazgos “son muy prometedores, debemos confirmarlos en un estudio más amplio de precisión diagnóstica de mujeres con sangrado posmenstrual inexplicable que se someten a investigaciones de diagnóstico de rutina".

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD