PUBLICIDAD

Nuevo test de sangre ayuda a diagnosticar antes el cáncer de páncreas

Combinar un nuevo análisis de sangre (sTRA) con la prueba estándar para diagnosticar cáncer de páncreas permite detectar precozmente hasta el 70% de estos tumores, con menos del 5% de falsos positivos.
Escrito por: Eva Salabert

22/01/2019

Análisis de sangre

El cáncer de páncreas se suele diagnosticar cuando la enfermedad ya se ha extendido y el tratamiento es menos efectivo, por lo que disponer de una prueba que permita detectarlo en las fases iniciales mejoraría su pronóstico y la supervivencia de los afectados, algo que podría convertirse en realidad gracias a un nuevo análisis de sangre, que combinado con la prueba diagnóstica actual es capaz de detectar casi el 70% de los tumores de páncreas, con menos del 5% de falsos positivos.

Combinar ambas pruebas ayudaría al diagnóstico precoz del cáncer de páncreas, especialmente en individuos con factores de riesgo para desarrollar la enfermedad

El nuevo test diagnóstico, denominado sTRA, ha sido desarrollado por investigadores del Instituto de Investigación Van Andel, en Estados Unidos, y se basa en la medición de los niveles de azúcares producidos por las células cancerosas, que se vierten después en el torrente sanguíneo. La prueba que hasta ahora se utiliza para detectar el cáncer de páncreas –la CA 19-9– también mide esos azúcares, pero el nuevo test mide los producidos por un subconjunto distinto de tumores pancreáticos.

Dos pruebas para mejorar el diagnóstico del cáncer de páncreas

Por ello, combinar ambas pruebas mejora significativamente –del 40% al 70%– la detección de esta neoplasia, y podría contribuir a su diagnóstico precoz, especialmente en individuos con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad por tener antecedentes familiares, o haber padecido pancreatitis crónica, quistes en el páncreas, o haber comenzado a padecer diabetes tipo 2 de manera repentina con más de 50 años.

Los resultados del estudio, que se han publicado en Clinical Cancer Research, muestran que al emplear las dos pruebas es posible detectar subtipos de cáncer de páncreas que podrían pasar desapercibidos al usar solo una de ellas. Brian Haab, principal autor del trabajo, ha afirmado que utilizar ambas pruebas de forma complementaria ayudará a detectar el cáncer antes de que haya progresado, y que además este análisis es sencillo y económico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD