PUBLICIDAD

Un nuevo nanofármaco puede tratar el cáncer evitando el dolor asociado

Investigadores españoles han desarrollado una nanopartícula que permite administrar el medicamento paclitaxel, aumentando su eficacia contra el cáncer de mama y de pulmón, y evitando el dolor asociado a esta terapia.
Escrito por: Eva Salabert

18/02/2019

Un nuevo nanofármaco puede tratar el cáncer evitando el dolor asociado

Nanopartículas desarrolladas por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y la Universidad de Sevilla constituyen una nueva alternativa para administrar paclitaxel (Taxol), un medicamento muy efectivo para tratar el cáncer de pulmón y el de mama, pero que provoca un gran dolor a los pacientes porque lesiona las neuronas sensitivas que se encuentran en los ganglios espinales (neuropatía periférica), y por este motivo es frecuente que se suspenda la terapia.

El paclitaxel presenta también una elevada toxicidad porque es necesario administrarlo con excipientes que pueden causar graves efectos secundarios, y además resulta menos efectivo contra ciertas células cancerosas que presentan resistencia a los medicamentos y que son la razón de que la enfermedad recidive.

Mejorar la acción del fármaco y evitar sus efectos secundarios

Los autores del trabajo –que se ha publicado en Pharmacological Research– han asociado este medicamento a una nueva nanopartícula de ácido láctico y ácido glicólico, que además de presentar una elevada biocompatibilidad –una característica clave para su empleo en seres humanos–, tiene la capacidad de incrementar la acción del fármaco sobre las células cancerosas y podría ejercer un efecto preventivo contra la neuropatía periférica.

La nanopartícula incrementa la acción del fármaco sobre las células cancerosas y podría ejercer un efecto preventivo contra la neuropatía periférica

Los ensayos en el laboratorio se han realizado con cultivos de células tumorales de cáncer de pulmón y ratones, y las pruebas in vivo en los animales han mostrado que aumentaba el tiempo de circulación del medicamento y se producía una mayor acumulación en los tejidos pulmonares y cerebrales, lo que podría suponer beneficios de cara a su empleo. Otra gran ventaja que se ha observado es que existían niveles muy bajos del fármaco en los ganglios de la raíz dorsal espinal, lo que podría evitar la aparición de dolor neuropático.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD