PUBLICIDAD

Una inmunoterapia contra el cáncer creada en España demuestra eficacia

El primer tratamiento de inmunoterapia contra el cáncer desarrollado en España ha logrado controlar la neoplasia en el 58% de los pacientes y disminuir el tamaño del tumor en el 17% de estos, sin causar efectos adversos graves.
Escrito por: Eva Salabert

04/01/2019

Jeringuilla con fármaco inmunoterápico

Un fármaco inmunoterápico denominado BO-112, que ha sido desarrollado en España, ha demostrado su eficacia para tratar diversos tipos de cáncer en la primera etapa del ensayo en fase I. El objetivo del estudio, en el que han participado 28 pacientes con tumores sólidos –incluyendo cáncer de pulmón, cáncer de riñón y melanoma–, era comprobar la seguridad y la eficacia de esta molécula, tanto a nivel individual, como en combinación con anticuerpos anti PD-1 en los pacientes que no hubieran respondido a estos fármacos.

La investigación, en la que han participado el Hospital Gregorio Marañón, la Clínica de Navarra y el Hospital Ramón y Cajal, y que se ha presentado en el Congreso Europeo de Oncología Médica celebrado en Múnich, reveló que esta inmunoterapia en la que se ha combinado BO-112 con anticuerpos anti PD1 (nivolumab o pembrolizumab) conseguía controlar la enfermedad en el 58% de los pacientes y reducir el tamaño del tumor en el 17% de los casos, sin causar efectos secundarios graves.

La nueva inmunoterapia combina la molécula experimental BO-112 con anticuerpos anti PD1 (nivolumab o pembrolizumab)

Una terapia intratumoral

Este fármaco se administra por vía intratumoral, es decir, que se inyecta directamente en la lesión tumoral para que, según ha explicado el especialista en oncología del Gregorio Marañón Iván Márquez Rodas, provoque una reacción contra el tumor, y también proinflamatoria para que el sistema inmune reconozca al tumor y desencadene la respuesta inmunitaria.

La molécula anticancerígena en fase de experimentación BO-112, que acaba de demostrar su potencial para combatir el cáncer resistente –entre el 30 y el 50% de los pacientes a los que se trata con anticuerpos PD1 no muestran una respuesta favorable a los mismos– se descubrió en 2008, y los investigadores continuarán estudiando su perfil de seguridad y mecansimos de acción, y también probarán si es eficaz en otro tipo de tumores.

Aunque los resultados son esperanzadores, los expertos señalan que todavía son preliminares, por lo que hay que confirmarlos en nuevos estudios, y por ello en la actualidad siete hospitales españoles se encargan de reclutar nuevos pacientes en los que los anti PD1 no hayan funcionado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD