PUBLICIDAD

Detectan el proceso molecular que desencadena la metástasis del cáncer

Identifican los cambios moleculares que provocan que las células cancerosas se propaguen desde el tumor original y causen metástasis, lo que contribuirá a desarrollar nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento.
Escrito por: Caridad Ruiz

02/07/2019

Metástasis del cáncer

Uno de los retos de la ciencia para luchar contra el cáncer es comprender cómo se produce la metástasis, porque es la principal causa por la que fallecen los afectados por esta enfermedad. Ahora, científicos de la Universidad de Yale han descubierto que la dispersión de las células cancerosas a otros órganos se desencadena a nivel molecular, y han desarrollado una herramienta que puede detectar esos cambios en los pacientes con algunos tipos de cáncer.

La metástasis se produce en algunas ocasiones por un proceso llamado Transición Epitelio-Mesénquima (EMT), que hace que las células sanas que están alrededor del tumor se rompan y se pongan en movimiento. Se pensaba que unas señales químicas o unos cambios genéticos en las células desencadenaban este proceso, pero los autores de este trabajo han descubierto que podría deberse a una modificación en la textura gelatinosa de la matriz extracelular –un líquido que envuelve las células– controlada por redes moleculares complejas.

La clave de la metástasis está en dos respuestas moleculares

Para realizar el estudio, que se ha publicado en Nature Communications, los investigadores crearon un método que imitaba el entorno celular y analizaron los cambios moleculares que se producían con la EMT. Así encontraron dos mecanismos de respuesta diferentes. Por un lado, una molécula conectó la proteína YAP al regulador genético WT1, que causó que las células se rompieran entre sí. Y el otro conectó YAP a la proteína TRIO, activando las células en movimiento e incrementando su velocidad.

Los hallazgos ayudarán a encontrar nuevos medicamentos que eviten que se inicien los cambios moleculares que desencadenan la metástasis

A continuación, los científicos combinaron estos resultados con los datos clínicos, y descubrieron que este proceso ocurre con la metástasis del cáncer de riñón, aunque afirman que tienen evidencias de que los mecanismos identificados también intervienen en la propagación de otros cánceres, como el glioblastoma. Los investigadores confían en que estos hallazgos sirvan para hallar nuevas pruebas diagnósticas de la metástasis y fármacos que actúen contra las moléculas y eviten que las células inicien el proceso EMT.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD