La pandemia retrasa las visitas al médico por síntomas de cáncer

Tardamos más en acudir al médico por posibles síntomas del cáncer debido a la pandemia de COVID-19, algo que retrasa el diagnóstico e implica casos más avanzados y una reducción de la supervivencia de los pacientes.
Escrito por: Natalia Castejón

12/05/2021

El COVID atrasa las consultas por cáncer

La pandemia de COVID-19 está afectando a multitud de ámbitos relativo a la salud de las personas, y no solo por los estragos de la propia enfermedad. Al parecer, la situación mundial que vivimos está haciendo que la gente tarde más en acudir a los centros de salud para consultar por posibles síntomas de cáncer. Así lo ha subrayado un estudio realizado por el CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), que ha alertado de que esto podría suponer retrasos importantes en los diagnósticos, con el riesgo y la reducción de la supervivencia que esto conlleva.

La investigación, publicada en el British Journal of Cancer, se ha llevado a cabo gracias al Oncobarómetro 2020 de la Asociación Española contra el Cáncer. En él se preguntó a los participantes cuánto tardarían en ir al médico desde el momento en el que notasen alguno de los 13 potenciales síntomas del cáncer.

Muchas de las personas declararon tener miedo de lo que se podrían encontrar en el médico y preocupaciones por hacer perder tiempo al sanitario

Dafina Pretova, principal autora del estudio, ha declarado que “observamos incrementos importantes en los tiempos de consulta para los síntomas descritos como cualquier cambio en el pecho y sangrado sin explicación aparente, que son claras señales de alarma para dos de los tres cánceres más frecuentes en la población española, cáncer de mama en mujeres y cáncer colon-recto en ambos sexos”.

Tos y ronquera persistente, los únicos síntomas que no se aplazaron

El único síntoma para el que no se encontró un aumento del tiempo de espera en el estudio fue la tos o ronquera persistente, y la causa podría ser que se trata de un síntoma asociado con el COVID-19. En cuanto a los grupos de edad y sociales los resultados fueron diferentes. Las personas mayores, sobre todo por encima de los 65 años, y las mujeres fueron las más afectadas en los cambios en los tiempos de espera y las barreras percibidas.

El número de nuevos pacientes con cáncer se redujo un 21% durante la primera ola de la pandemia

Además, se encontró un aumento importante en el número de barreras por las personas a la hora de buscar atención médica en la ola poscoronavirus, en comparación con antes de la pandemia. Muchas de las personas declararon tener miedo de lo que se podrían encontrar en el médico y preocupaciones por hacer perder tiempo al sanitario.

En relación a todo esto, y como forma de corroborar los resultados del estudio, los investigadores señalan un trabajo reciente de 37 centros sanitarios en toda España, en el que se encontró que el número de nuevos pacientes con cáncer se redujo un 21% durante la primera ola de la pandemia (de marzo a junio de 2020) en comparación con el mismo período en 2019.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD