El COVID-19 altera el volumen de materia gris del cerebro

Encuentran que los pacientes con COVID-19 que reciben oxigenoterapia o tienen fiebre presentan una reducción en el volumen de materia gris de la región fronto-temporal del cerebro, que se asocia a discapacidad incluso meses después del alta.
Escrito por: Eva Salabert

12/05/2021

COVID reduce la materia gris del cerebro

La materia gris es fundamental para el procesamiento de la información en el cerebro y cuando presenta anormalidades esto afecta a la correcta función y comunicación de las neuronas. Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad Estatal de Georgia y el Instituto Tecnológico de Georgia ha descubierto que el volumen de esta materia gris disminuye en pacientes con COVID-19 que reciben terapia con oxígeno o tienen fiebre.

La investigación, que se ha publicado en Neurobiology of Stress, ha asociado esta reducción en el volumen de materia gris con un mayor nivel de discapacidad de los afectados, incluso seis meses después del alta hospitalaria. Además, revela que la materia gris de la zona frontal del cerebro podría constituir una región cerebral implicada en el COVID-19, que incluso estuviera detrás de daños neuronales o manifestaciones clínicas de la enfermedad, como un ictus.

Los resultados sugieren que el COVID-19 afecta a la red fronto-temporal del cerebro a través de la fiebre o de la falta de oxígeno

Los investigadores analizaron tomografías computarizadas de 120 pacientes neurológicos, entre los que había 58 con COVID-19 agudo y 62 sin la infección, que habían sido seleccionados de acuerdo a su edad, sexo y enfermedad. Utilizaron análisis morfométricos de código abierto, que mejoran los resultados estadísticos de los estudios que cuentan con pequeñas muestras de pacientes.

Cambios en el cerebro como pronóstico del COVID-19

El análisis mostró que los pacientes con mayores niveles de discapacidad tenían un menor volumen de materia gris en los giros superior, medio y frontal del cerebro y que la discapacidad se mantenía seis meses después, incluso cuando se tuvieron en cuenta las enfermedades cerebrovasculares. El volumen de materia gris en esta región cerebral estaba también significativamente reducido en los pacientes que recibieron oxigenoterapia en comparación con los que no la recibieron.

Los cambios en la red fronto-temporal pueden usarse como un biomarcador para determinar el pronóstico más probable del COVID-19 o para evaluar las opciones de tratamiento

Los pacientes con fiebre presentaban una significativa disminución en el volumen de materia gris en los giros inferior y medio y en el giro occípitotemporal lateral, en comparación con los pacientes sin fiebre. Los resultados sugieren que el COVID-19 afecta a la red fronto-temporal del cerebro a través de la fiebre o de la falta de oxígeno.

La reducción de materia gris en los giros superior, medio y medio frontal también se encontró en los pacientes con agitación, lo que implica que los cambios en la materia gris en la región frontal del cerebro pueden ser la base de los trastornos del estado de ánimo que con frecuencia presentan los pacientes con COVID-19.

Los hallazgos del estudio demuestran que los cambios en la red fronto-temporal pueden usarse como un biomarcador para determinar el pronóstico más probable del COVID-19 o para evaluar las opciones de tratamiento para la enfermedad. Próximamente, los investigadores esperan repetir su estudio con una muestra mayor y más variada de pacientes, que incluya diferentes tipos de escáneres cerebrales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD