PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Logran frenar la metástasis del cáncer con nanopartículas de oro

Prueban con éxito una nueva técnica que usa nanopartículas de oro para impedir que las células cancerosas migren y causen metástasis, y que también se podría emplear en el tratamiento de algunos tipos de cáncer.
Logran frenar la metástasis del cáncer con nanopartículas de oro

Foto: © NIH-funded image of HeLa cell / National Center for Microscopy and Imaging Research / Thomas Deerinck / Mark Ellisman.

30 de Junio de 2017

Un equipo de investigadores del Georgia Tech's School de Atlanta (Estados Unidos) ha conseguido controlar la metástasis –un proceso por el que el cáncer se extiende a otras zonas del organismo desde el foco inicial de la enfermedad, y que es la principal causa de muerte en los pacientes oncológicos– utilizando nanotecnología para dificultar la movilidad de las células cancerosas y evitar, por tanto, que puedan migrar a los ganglios linfáticos u otros órganos o tejidos.

La investigación, que se ha realizado con cultivos de laboratorio (in vitro) de células cancerosas humanas, y se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), ha revelado que es posible inhibir la migración de las células malignas, utilizando nanobastones elaborados con nanopartículas de oro para eliminar unas protrusiones –denominadas filopodios– que ayudan a que las células, tanto sanas como enfermas, se muevan en el interior de los tejidos, sin embargo, las células cancerosas presentan una excesiva producción de estas piernas, que facilita que se propaguen al resto del organismo desde su localización original.

Administrando inyecciones locales de nanobastones combinadas con el láser de infrarrojo cercano de bajo consumo quizá podrían eliminarse tumores de cabeza, cuello, piel y mama

Nanotecnología para evitar la metástasis y destruir células cancerosas

Los nanobastones de partículas de oro ('nanorods') se introdujeron en el tejido afectado y se cubrieron con una película de moléculas denominadas péptidos RGD, con el objetivo de que se pudieran adherir a la integrina ­–un tipo de proteína específica que se encuentra en grandes cantidades en las células cancerosas, pero es poco frecuente en las sanas– y bloquear sus funciones, de forma que no pudiera continuar estimulando la sobreproducción de filopodios, y logrando detener así el avance de las células del cáncer, pero evitando a las células sanas.

En una segunda fase del experimento los autores del trabajo dirigieron un láser de luz infrarroja cercana contra las nanopartículas de oro, y observaron que además de frenar la migración de las células cancerosas, también se podría utilizar para eliminarlas porque, como ha explicado Moustafa Ali, coautor del estudio, las células no absorbieron la luz infrarroja, pero los nanoblastones sí, calentando y derritiendo parcialmente las células cancerosas a las que estaban conectados.

Como las células sanas no se ven afectadas por esta nueva técnica, los investigadores consideran que sería posible ajustarla para destruir las células cancerosas, y emplearla en el tratamiento de cánceres de cabeza, cuello, piel y mama, administrando inyecciones locales de nanobastones combinadas con el láser de infrarrojo cercano de bajo consumo –que no quema la piel ni daña los tejidos– para eliminar los tumores, con mayor eficacia y menos efectos secundarios que la quimioterapia.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''