PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Día Mundial contra el Cáncer, objetivo: reducir las muertes evitables

La incidencia del cáncer aumenta, se estima que en 2030 habrá 22 millones de nuevos casos en el mundo, pero mejoran las tasas de supervivencia. Los expertos recuerdan que el 40% de los tumores se pueden evitar.
Escrito por: Natalia Castejón

02/02/2018

Día Mundial contra el Cáncer

Los expertos de la SEOM recuerdan que es posible evitar hasta un 40% de los cánceres.

El cáncer es una de las enfermedades que causan más muertes cada año en el mundo y el número de diagnósticos va en aumento. De los 14 millones de casos que se detectaron en 2017, se pasará a 22 millones en 2030, según estima la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Aunque suene alarmante, que lo es, esta subida en el número de diagnósticos también se debe a que las campañas de detección precoz son cada vez más frecuentes y cuentan con una mayor participación ciudadana.

Los expertos de la SEOM, sin embargo, recuerdan que es posible evitar hasta un 40% de los cánceres, y por ello el Día Mundial contra el Cáncer, que tiene lugar cada 4 de febrero, este año lleva como lema 'Nosotros podemos, yo puedo', para llamar la atención de la población sobre las posibilidades que todos tenemos de prevenirlo cuidando el estilo de vida con una alimentación variada y equilibrada, practicando ejercicio a diario, y abandonando el consumo de sustancias nocivas como tabaco y alcohol, para lograr reducir así la incidencia de esta enfermedad.

Una mala alimentación, el tabaco, el alcohol o la obesidad, son importantes factores de riesgo del cáncer

Y es que, por ejemplo, el mal hábito de llevarse un cigarrillo a la boca es el responsable del 33% de los tumores, que causan unos seis millones de muertes en el mundo. Otros factores de riesgo, como el alcohol y las infecciones también tienen un papel importante en el desarrollo del cáncer, y se asocian con la aparición de un 12% y un 15% de los tumores, respectivamente. Tampoco hay que olvidar a uno de los grandes enemigos del siglo XXI, la obesidad, que podría estar relacionada con uno de cada 20 tumores.

Avances en el tratamiento del cáncer

Los estudios e investigaciones que buscan cómo frenar algunos de los múltiples tipos de cáncer existentes no cesan. Actualmente ya están disponibles diferentes tratamientos de inmunoterapia contra algunos tipos de cáncer, y experimentos recientes han empleado nanotecnología para impedir que las células cancerosas se desplacen hacia otras zonas del organismo y provoquen metástasis, o para administrar los fármacos de manera dirigida contra dichas células malignas a través de nanopartículas, facilitando así su destrucción y evitando la propagación de la enfermedad.

Además, una técnica probada en una nueva investigación, que se ha publicado en Science Translational Medicine, ha conseguido eliminar distintos tipos de tumores (mama, colorrectal, linfoma y melanoma) en un modelo animal (ratones), administrándoles una inyección con dos compuestos –CpG oligonucleótido y un anticuerpo que activa las células T–, que activan el sistema inmune del paciente para que sea capaz de aniquilar las células cancerosas tanto en los tumores primarios, como en el resto del organismo.

A pesar de estas esperanzadoras noticias, todavía quedan muchos retos pendientes para combatir eficazmente al cáncer, entre los que destaca la necesidad de mejorar el acceso a los fármacos, tanto en su distribución a nivel geográfico, como en lograr un precio asequible, o aumentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D) en oncología.

Biopsia líquida, un gran paso en el diagnóstico precoz del cáncer

Uno de los avances que sin duda ayudará a controlar esta enfermedad y a mejorar la calidad de vida de los afectados es la biopsia líquida, una prueba que, como ha asegurado Ruth Vera, presidenta de la SEOM, aunque suene a algo lejano o a ciencia ficción, ya está cerca de la práctica clínica.

Biopsia líquida
Con las biopsias líquidas se podría detectar precozmente el cáncer gracias a una muestra de sangre.

Este tipo de biopsia, que permite detectar precozmente el cáncer y también identificar los tumores que pueden beneficiarse de determinados tratamientos, consiste en realizar análisis poco agresivos para los pacientes mediante muestras de sangre, líquido cefalorraquídeo u orina, en las que se intentan encontrar biomarcadores, células, o moléculas características del cáncer.

La biopsia líquida es un método poco agresivo de detección precoz del cáncer, que podría incorporarse en breve a la práctica clínica

Así lo confirma un estudio publicado recientemente en la revista Science, en el que se ha dado a conocer una prueba en la que, gracias a un análisis de sangre, se podrían identificar de manera temprana hasta ocho tipos diferentes de cáncer, el de mama, hígado, colorrectal, de pulmón, esófago, páncreas, ovario y estómago.

Supervivencia al cáncer, desigualdades geográficas

Aunque los pacientes que sobreviven al cáncer han aumentado a nivel global, este incremento no se ha producido de igual manera en todos los rincones del planeta, y un estudio publicado en The Lancet, que ha contado con la participación de 37 millones de personas –lo que le convierte en el más grande realizado hasta ahora sobre el tema–, ha desvelado los datos de esta desigualdad.

Así, mientras en España la supervivencia a los cinco años del diagnóstico supone un 53% de los pacientes, con unas cifras muy parecidas a las que presentan otros lugares de Europa, según los resultados de esa investigación, los países con las tasas más altas son Estados Unidos, Australia, Canadá, los países nórdicos y Nueva Zelanda.

Los autores han explicado que sus hallazgos indican que la zona en la que se reside tiene una mayor influencia sobre la salud pública que el código genético, ya que, por ejemplo, las tasas de supervivencia de un niño con un tumor cerebral son de un 29% en Brasil, un 36% en México, un 66% en España, un 78% en Estados Unidos y un 80% en Suecia. Un margen que, según exponen, revela que existe una oncoplutocracia que debe evitarse, luchando todos y aunando fuerzas contra un enemigo común y muy potente: el cáncer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD