PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Solo la mitad de los nuevos fármacos contra el cáncer son eficaces

Un estudio británico ha revelado que alrededor de la mitad de los nuevos fármacos aprobados por la EMA para tratar el cáncer entre 2009 y 2013 no mejoran la calidad de vida ni la supervivencia de los pacientes.
Persona enferma de cáncer medicándose con fármacos

El estudio afirma que los beneficios de la mitad de los nuevos fármacos contra el cáncer son marginales.

17 de Octubre de 2017

Solo 35 (el 51%) de los 68 fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para el tratamiento del cáncer entre 2009 y 2013 ha demostrado mejorar la calidad de vida o prolongar la supervivencia de los pacientes en comparación con los medicamentos disponibles previamente o el placebo, tras un periodo de seguimiento de entre tres y ocho años desde su comercialización, y los beneficios aportados por estas medicinas han sido generalmente “marginales”, según ha revelado un estudio realizado por investigadores del King's College de Londres, en Reino Unido, que se ha publicado en The British Medical Journal.

Courtney Davis, que ha dirigido la investigación, ha advertido de que estos medicamentos para el cáncer también son más caros, y de que aprobar fármacos que carecen de beneficios clínicos significativos y son costeados por los sistemas públicos de salud, puede perjudicar a los pacientes individuales y malgastar recursos muy necesarios para toda la sociedad. Además, 39 de las terapias aprobadas –y que suponen el 57% del total del periodo reseñado– se lanzaron al mercado sin que se hubiera demostrado ninguna evidencia sobre su capacidad para mejorar la supervivencia o calidad de vida de los pacientes.

El 57% de las terapias oncológicas aprobadas se lanzaron al mercado sin que se hubiera demostrado ninguna evidencia sobre su capacidad para mejorar la supervivencia o calidad de vida de los pacientes

Objetivo: mejorar el modelo de aprobación de fármacos

Davis añade que los hallazgos de su trabajo sugieren que es posible que los patrones de evidencia para la regulación de los productos farmacológicos estén fallando a la hora de impulsar el desarrollo de aquellos fármacos que se ajusten mejor a las necesidades de los pacientes y los profesionales sanitarios. Esto supone una dificultad añadida para que los gobiernos decidan qué tratamientos se deben financiar y cuáles no.

Como explica en un editorial Vinay Prasad, de la Universidad de la Salud y las Ciencias de Oregón (Portland, EE.UU.), para velar por el bienestar de los pacientes es imprescindible tener en cuenta el gasto y la toxicidad de los medicamentos oncológicos, y solo administrar un tratamiento a un paciente cuando se pueda esperar que produzca una mejoría razonable en su supervivencia o calidad de vida, algo que según los resultados del nuevo estudio no es lo que sucede en la mitad de los casos, por lo que el actual modelo de investigación y desarrollo de nuevos fármacos debería revisarse.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''