PUBLICIDAD

Un nuevo método detecta la cistinuria en la orina de forma precoz

Un nuevo método permitirá un diagnóstico precoz de la cistinuria –una enfermedad que provoca cálculos en el tracto urinario–, incluso antes de que aparezcan sus síntomas, con un simple y rápido análisis de orina.
Escrito por: Natalia Castejón

12/04/2018

Problemas en el riñón, ilustración 3d

Esta prueba permite detectar la cistinuria en tan solo una hora.

La cistinuria, una enfermedad renal que se caracteriza por la concentración de cisteína en la orina, podría ser detectada antes incluso de que se presenten síntomas, gracias a una nueva técnica realizada con un análisis de orina. Este nuevo método ha sido desarrollado por el grupo de Química Supramolecular del Instituto de Química Avanzada de Cataluña del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en un estudio publicado en la revista Angewandte Chemie.

Según explica Ignacio Alfonso, uno de los investigadores del trabajo, la técnica consiste en una red molecular que provoca una reacción fluorescente cuando detecta cistina o cisteína en las muestras de orina; de esta manera, se conoce la presencia de estos elementos antes de que se cristalicen y comiencen a crear cálculos en el tracto urinario.

Con la nueva técnica se puede detectar la cistinuria en una hora, y antes de que la cisteína se cristalice y dé lugar a cálculos

La gran ventaja que proporciona esta nueva herramienta es que sería posible conocer la enfermedad y determinar un tratamiento preventivo antes de que se manifiesten los síntomas, que son los propios de un cólico de riñón: dolor intenso en la espalda y en los costados, y sangre en la orina.

Un método fácil, rápido y selectivo para diagnosticar la cistinuria

Hasta ahora, para diagnosticar la cistinuria se empleaban tres pruebas diferentes. Una, mediante la observación de la orina en el microscopio para comprobar si existen cristales de cistina en ella; sin embargo, este método tiene el inconveniente de que cuando se detectan estos cristales los síntomas ya son notables, y esta enfermedad no tiene cura.

Otra de las pruebas consiste en el análisis de la reacción ciano-nitroprusiano sódico ante la cisteína, también en una muestra de orina, pero es una técnica poco selectiva y con bastantes falsos positivos si el paciente ha tomado mucolíticos con N-acetilcisteína. El último es un test genético, pero es mucho más caro y difícil de realizar.

Los autores han recalcado que su nuevo método solo necesita un análisis de orina y que el procedimiento es sencillo, rápido –pues en tan solo una hora se obtienen los resultados−, y se puede realizar en cualquier laboratorio. Además, funciona también con el aminoácido dímero cistina, lo que lo convierte en una técnica muy selectiva, que reduce los falsos positivos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD