Implantes de retina permitirían a los ciegos tener visión artificial

Los ciegos podrían recuperar parcialmente la visión con un implante de retina que incorpora unos electrodos que estimulan las células retinianas para que el paciente vea una versión simplificada en blanco y negro de la imagen.
Escrito por: Eva Salabert

08/03/2021

Implante de retina para revertir ceguera

Buscar soluciones para la recuperación de la visión de personas invidentes es uno de los caballos de batalla de la ciencia. Un prometedor paso más para conseguir ese objetivo lo han dado ingenieros de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, que han desarrollado un nuevo implante de retina que podría ayudar a restaurar parcialmente la visión de las personas ciegas. Según ha explicado Diego Ghezzi, que ocupa la Cátedra Medtronic en Neuroingeniería (LNE) en la Escuela de Ingeniería de EPFL, el “sistema está diseñado para brindar a las personas ciegas una forma de visión artificial mediante el uso de electrodos para estimular las células de la retina".

Al estimular las células de la retina aparecen puntos de luz que forman una versión de la imagen simplificada en blanco y negro que el usuario puede ver

El dispositivo incluye unas lentes inteligentes que incorporan una cámara que captura las imágenes que aparecen en el campo de visión del paciente y envía estos datos a un microordenador situado en una pieza de las lentes. Los datos son transformados allí por señales de luz que se transmiten a los electrodos del implante, que se encargan de estimular a las células de la retina de forma que aparezcan puntos de luz que forman una versión de la imagen simplificada en blanco y negro que el usuario puede ver, aunque para conseguirlo es necesario que aprenda a interpretar una gran cantidad de puntos de luz para ser capaz de distinguir formas y objetos.

El implante de retina se ha probado virtualmente

El nuevo sistema no se ha probado todavía con seres humanos porque no ha sido autorizado para ello, pero Ghezzi ha explicado que se les “ocurrió un proceso para probarlo virtualmente, una especie de una especie de solución alternativa”. Para ello, el equipo diseñó un programa de realidad virtual capaz de simular lo que los pacientes verían con los implantes, y los resultados del estudio se han publicado en Communication Materials.

La visión se mide a través de dos parámetros: el campo de visión y la resolución, que fueron los que emplearon los ingenieros para evaluar sus implantes de retina. Estos contienen 10.500 electrodos, cada uno de los cuales puede generar un punto de luz. Ghezzi ha señalado que “no estaban seguros de si serían demasiados electrodos o insuficientes” y que por ello tuvieron que determinar el número adecuado para que “la imagen reproducida no fuera demasiado difícil de distinguir”.

En los ensayos se comprobó que 10.500 electrodos eran suficientes para que “la imagen reproducida no fuera demasiado difícil de distinguir”

Además, también tuvieron que confirmar que cada electrodo reprodujese de forma fiable un punto de luz. Según ha explicado Ghezzi: “Queríamos asegurarnos de que dos electrodos no estimularan la misma parte de la retina. Así que llevamos a cabo pruebas electrofisiológicas que implicaban registrar la actividad de las células ganglionares de la retina. Y los resultados confirmaron que cada electrodo sí activa un diferente parte de la retina”. Las simulaciones permitieron comprobar que el número de electrodos elegido era el adecuado y funcionaba correctamente y que el sistema ya está preparado para iniciar los ensayos clínicos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD