PUBLICIDAD

Desarrollan un prometedor fármaco para curar la diabetes tipo 1

Un medicamento en fase experimental ha resultado seguro y eficaz para curar los síntomas y las causas de la diabetes tipo 1 en los ensayos realizados con ratones y en cultivos de células humanas.
Escrito por: Eva Salabert

19/04/2018

Concepto de diabetes, fármaco y aparato para realizar la prueba del azúcar

El nuevo fármaco ha sido probado en ratones y en cultivos de tejidos pancreáticos humanos.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que generalmente se manifiesta en la infancia y que suele tener un origen autoinmune, caracterizándose por la destrucción progresiva de las células beta del páncreas, el órgano donde se secreta la insulina, por lo que los pacientes carecen de esta hormona y necesitan inyectársela regularmente. Ahora, un nuevo fármaco experimental, que se ha probado en ratones y en cultivos de tejidos pancreáticos humanos, consigue reducir este ataque autoinmune y restituir las células beta que han sido destruidas.

Este medicamento, desarrollado por un equipo de científicos internacional, liderado por investigadores del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) de Sevilla, es capaz de activar un receptor molecular que se encuentra en la superficie de determinadas células inmunes y de las células del páncreas, reduciendo la respuesta inflamatoria y protegiendo a las células beta.

El nuevo fármaco consigue reducir el ataque autoinmune que origina la diabetes tipo 1 y restituir las células beta del pancreas que han sido destruidas

Las células alfa del islote de Langerhans, responsables de secretar y almacenar la hormona glucagón, también contienen este receptor, y el fármaco provoca que estas células alfa se transformen en células beta, lo que hace posible la regeneración de las células beta.

Una pastilla podría curar la diabetes tipo 1

La investigación para identificar un receptor molecular que sea posible activar con un fármaco ha durado varios años, pero esto permitirá diseñar diferentes moléculas sintéticas hasta desarrollar el medicamento más adecuado, con el mayor nivel de efectividad y menor toxicidad para el organismo. En el caso de los ratones transgénicos, la molécula se les administró mediante una inyección, pero los investigadores pretenden crear una pastilla.

Benoit Gauthier, investigador principal de CABIMER, ha explicado, sin embargo, que aún es pronto para decir cuándo estará disponible el medicamento en la práctica clínica, ya que es necesario invertir mucho dinero en su desarrollo, y se tardará unos años en comprobar su eficacia y seguridad en los seres humanos, pero cree que si todo va bien se podrá “reeducar al sistema inmune” y curar así la diabetes tipo 1.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD