PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

La insulina podría aumentar el riesgo de fracturas en diabéticos

Los pacientes con diabetes tipo 2 en tratamiento con insulina, o con una combinación de metformina y sulfonilurea, pueden sufrir un incremento de su fragilidad ósea y tener más riesgo de fracturas.
Escrito por: Eva Salabert

20/07/2018

Persona inyectándose insulina

Una nueva investigación, publicada en Osteoporosis International, revela que las terapias con insulina en los diabéticos se asocian a un mayor riesgo de que aparezcan fracturas óseas que otros tratamientos hipoglucemiantes. El estudio ha sido realizado por científicos del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES) y de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIERDEM).

El objetivo del trabajo, como ha explicado Daniel Prieto-Alhambra, uno de sus autores, era determinar el riesgo de fractura asociado a los distintos tratamientos para la diabetes tipo 2 que se prescriben habitualmente a las personas que padecen esta enfermedad metabólica, ya que estos pacientes presentan un mayor riesgo de fracturas por fragilidad y estas terapias pueden contribuir a aumentar las probabilidades de que se produzcan.

Al introducir un fármaco hipoglucemiante en el tratamiento de la diabetes tipo 2 es necesario tener en cuenta el riesgo de fractura

Menos riesgo de fractura con metformina en monoterapia

Los investigadores evaluaron el empleo de todos los fármacos antidiabéticos que se les habían administrado a más de 12.200 pacientes en los seis meses anteriores al inicio del estudio, y los compararon con el tratamiento con metformina (MTF) en monoterapia, que es el medicamento que más se usa, como grupo de referencia.

Los resultados mostraron que tanto la terapia con insulina, como combinar la MTF con sulfonilurea (SU), se asociaban a un mayor riesgo de fractura que la monoterapia con MTF en los pacientes con diabetes tipo 2, lo que indica que al introducir un fármaco hipoglucemiante en el tratamiento de la enfermedad es necesario tener en cuenta el riesgo de fractura como una posible consecuencia adversa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD