PUBLICIDAD

Las mujeres con diabetes tipo 1 pueden vivir hasta 18 años menos

Las mujeres que desarrollan diabetes tipo 1 durante la infancia –antes de los 10 años de edad– podrían vivir hasta 18 años menos que aquellas que no sufren esta enfermedad endocrina, según un estudio.
Escrito por: Eva Salabert

17/08/2018

Mujer midiendo su índice de glucosa

© zlikovec / stock.adobe.com

Padecer diabetes tipo 1 disminuye la esperanza de vida, y eso a pesar de los avances en el tratamiento de la diabetes que se han producido en los últimos años, y que han permitido mejorar el control de la glucemia. Ahora, además, una nueva investigación al respecto que se ha publicado en The Lancet, revela que la esperanza de vida media de las mujeres que son diagnosticadas con esta enfermedad antes de los 10 años de edad es 18 años menor que la de las mujeres que no son diabéticas.

Si se trata de varones, la aparición de esta patología en la infancia supone una reducción de la esperanza de vida de 14 años, mientras que en los pacientes que han sido diagnosticados entre los 26 y los 30 años la esperanza de vida disminuye una década. Araz Rawshani, principal autor del trabajo, ha advertido de que sus hallazgos demuestran que es necesario realizar un mayor esfuerzo para controlar mejor la diabetes que se desarrolla a edades tempranas y reducir así el riesgo de complicaciones y muerte prematura.

Para llevar a cabo el estudio que ha llegado a estas conclusiones se utilizaron los datos del Registro Nacional sueco de Diabetes, en el que se monitorizó a 27.195 pacientes con diabetes tipo 1 durante diez años de media, y se les comparó con un grupo formado por 135.178 individuos sin esta enfermedad metabólica, y que tenían las mismas características en cuanto a edad, género y zona de residencia.

Las mujeres diagnosticadas con diabetes tipo 1 antes de los 10 años tenían una probabilidad 90 veces mayor de sufrir un ataque cardíaco que las no diabéticas

La diabetes tipo 1 aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular

Aunque en otros estudios ya se había comprobado que existía una asociación entre padecer diabetes tipo 1 y tener una menor esperanza de vida, no se había demostrado ninguna asociación entre el sexo del paciente y la edad a la que había manifestado la enfermedad, y cómo afectaban estos factores a su longevidad o al riesgo de que desarrollase una enfermedad cardiovascular.

Los resultados mostraron que los pacientes que habían sido diagnosticados antes de los 10 años tenían 30 veces más probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular en comparación con los del grupo control, mientras que en los que fueron diagnosticados entre los 26 y los 30 años de edad, dicho riesgo se multiplicaba por seis. El riesgo más elevado lo presentaban las mujeres diabéticas, ya que ellas tenían una probabilidad 90 veces mayor de sufrir un ataque cardíaco que las del grupo control.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD